Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Domingo, 26 de julio de 2015

Sobre los pasos a seguir tras el cierre de inscripciones ayer en dialogó con Colprensa el Registrador delegado para lo electoral Alfonso Portela, quien además anuncia que la semana entrante pondrá su nombre y su experiencia a consideración de las Altas Cortes para ser el sucesor de Carlos Ariel Sánchez en el máximo organismo electoral. 

De cara a las elecciones  

-¿Qué se viene para la próxima semana? 
Desde el lunes se abré un espacio para la modificación de listas. Esto se dará entre el 27 y el 31 de julio, pero estas modificaciones se darán sólo por no aceptación o renuncia de un candidato, y excepcionalmente por la muerte del aspirante. Lo que no va a haber son modificaciones al logo, ni nombres, y menos posiciones en la tarjeta electoral. 

– Y desde el 31 de julio… 

Ahí empieza un periodo para lo que podríamos llamar modificación excepcional, aunque esta está en cabeza del Consejo Nacional Electoral, y es el proceso de revocatoria del proceso de inscripción por inhabilidades sobrevivientes o doble militancia, es una opción que se da para que el partido político tenga opción de participar mediante una modificación vía revocatoria de inscripción. 

– ¿Cuándo estará listo el calendario electoral, y cuántos tarjetones habrá? 

Esperamos que sea a finales de agosto. Y en cuanto a tarjetones hablamos de, al menos, 120 millones de tarjetas, pues son elecciones de gobernadores, alcaldes, JAL y diputados. 

– ¿Cuál es el censo de aptos para votar y cuántas personas creen acudirán a las urnas? 
En el país hay 34 millones de personas habilitadas, y creemos que en esta oportunidad se superará el 50 por ciento de los sufragantes; es decir, esperamos casi 18 millones de personas. 

– ¿Cuánto cuestan estas elecciones? 
Para estos comicios nos dieron 434 mil millones de pesos. 

– ¿Es suficiente? 
Hubiéramos querido hacer más. En temas como la biometría, por ejemplo, sólo vamos a poder cubrir con biometría a alrededor de 8,5 millones de personas. Vamos a ubicar máquinas donde se pueden dar mayores delitos electorales. Estas elecciones son muy complicadas y el voto individual se vuelve algo muy disputado. 

– ¿Qué zonas creen ustedes van a tener más problemas por orden público? 
El Chocó es uno de los lugares complejos, allí en días pasados se dio una situación compleja con el ELN, pero sin repercusiones para el proceso. A las autoridades que manejan el orden público es a las que les compete crear las condiciones de seguridad para que una mesa de votación pueda funcionar. 

– Hablemos de la logística. 
Para estas elecciones hablamos de unas 99 mil mesas y de cerca de un millón de personas tras el proceso, de casi 7 mil máquinas de inscripción, y de 2 millones de inscritos. 

– Aunque es del resorte del CNE, ¿Qué prohibiciones tienen las personas? 
Sí las limitaciones legales están en la ley, y sí eso es del resorte del CNE. 

Por la Registraduría  

– Anuncia en esta entrevista su aspiración a Registrador Nacional. Su credenciales… 
Cuando llegue en 2007 la Registraduría no tenia casi nada en materia tecnológica. Encontramos que la elaboración del censo electoral era un tema casi manual. Yo me di a la tarea de modernizar la plataforma y tener un censo automatizado. 

– ¿Qué cambió? 
Mire, en esa época procesar un departamento se podría tomar 1 ó 2 días, hoy todo el país se toma apenas horas. Hoy los documentos y el estado electoral de la cédula se hace por internet. A esto sumamos la posibilidad de que en este 2015 los entes interesados en saber el estado de las inscripciones lo puedan hacer en tiempo real y estar pendientes de lo que sucede con el censo electoral. 

– Ese es un plus que les han reconocido en las encuestas de confiabilidad 
Sí, y es que este ha sido un cambio importante en el que nos empecinamos con el señor Registrador. Así, hicimos más ágil los documentos electorales. Muestra de esto es que para 2011 las tarjetas nulas se redujeron en más de 1,2 millones. Ese nuevo modelo se ha consolidado y permite que el ciudadano no se equivoque, y los delitos electorales se han reducido en cantidades. La revisión de firmas ahora es automatizada y los resultados en las elecciones han dado mucha credibilidad por lo rápido que se dan a conocer. Todo esto ha evitado que se cuestionen los procesos electorales. 

– El voto electrónico…, uno de los pendientes. 
La verdad el voto electrónico no fue una prioridad, no por falta de interés, sino por que era una irresponsabilidad insertar, en una entidad arcaica y atrasada, el voto electrónico cuanto las enfermedades del proceso electoral no solo están en las elecciones. En la Registraduría se adolecía de un censo efectivo, de problemas en la escogencia transparente, eso ha cambiado. Con esos problemas el voto electrónico hubiera sido un gran error, pero sí estamos trabajando para poder incorporarlo y que sea una solución adecuada. 

– ¿Qué retos tienen la Registraduría? 
Es importante advertir que lo que hemos hecho en la Registraduría no se puede desarmar, pues aún falta integrar asuntos como la identificación, donde se ha avanzado pero necesitamos herramientas o alternativas de bajo costo como la identificación facial, etc. Se debe automatizar el registro civil, pues este es la base de la identificación de todas las personas. 

– ¿Qué tan lejos estamos de esa meta? 
La experiencia me permite decirle que esto no es lejano, es más, es fácil. Y es que identificar a los infantes va a redundar en economía para el Estado y agilidad en procesos; sino, mire como se han depurado las bases de datos en temas de estudiantes fantasma gracias a que se implementó la tarjeta de identidad biométrica.