Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Lunes, 6 de julio de 2015

Parody arrancó el ‘zafarrancho’ político entre santismo y uribismo, al escribir en su cuenta de Twitter sendos trinos en los que responsabilizaba a Uribe de haber permitido que el paramilitarismo llegara a su Gobierno y que no le fuera exigida la reparación, cuando se desmovilizó. 

El mensaje más fuerte dijo: “Los paras estuvieron en el Congreso y en Palacio con Uribe. 30% decía Castaño. Muchos hoy en la cárcel”. 

Sobre los delincuentes desmovilizados escribió: “El uribismo juzga por su condición. A los paras le dieron un acuerdo de amigotes con impunidad, sin justicia y con beneficios para narcos”. 

Incluso Parody da entender en sus mensajes que en el gobierno pasado se escondió información de los capos del paramilitarismo, “el país todavía no sabe en dónde está el computador de Mancuso”. 

Insistió en que “Uribe, famoso por su micro gerencia, autoriza la entrada del asesino paramilitar Job a Palacio por la puerta de atrás, como los mafiosos” y “los vínculos entre paras y Uribismo fueron evidentes siempre”. 

Sus duros trinos se debieron a la posición asumida por el uribismo desde el jueves para cuestionar el proceso de paz, como también el señalamiento de inventar información sobre hechos terroristas que iban a pasar en la capital del país. 

“El uribismo habla de paz sin impunidad. No habla del desarme con perdón y olvido sin verdad, justicia ni reparación que dio a los paras. Hacer la paz con enemigos es una cosa. Eso hace el presidente Santos con las Farc. Fácil era proceso con paras para perdonar a los amigotes”, señaló. 

La respuesta del uribismo 

Tras los duros cuestionamientos de Parody al jefe de la oposición, hoy senador Uribe, de inmediato varios de los alfiles políticos del expresidente respondieron por Twitter y por medios de comunicación. 

Uribe tan sólo escribió dos trinos sin mayores cuestionamientos: “Para distraer su fracaso la emprenden contra nuestro gobierno que lo aprovecharon para ascender políticamente” y “cada que fracasan la emprenden contra nuestro gobierno del cual se valieron”. 

También se manifestó con mesura el excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga, quien sostuvo que “un ministro de Educación responsable y educado no maltrata la verdad haciendo señalamientos injuriosos e irrespetuosos”. 

La senadora Paola Holguín fue más fuerte en sus declaraciones y le dijo a la ministra: “Infame Gina Parody, maltrata al expresidente Uribe después de que iba a su oficina a hablarle de unos contratos de su hermano”. 

El senador Ernesto Macías, también del Centro Democrático, insinuó que la denunciante también tenía vínculos con paramilitares: “Si congresistas amigos de Gobierno Uribe eran paras, Gina Parody no era la excepción”. 

Y planteó que la ministra debe responder si “perteneció a una estructura paramilitar cuando fue beneficiaria del Gobierno Uribe”. 

Todo indica que este nuevo enfrentamiento político se prolongará, dada la tirante relación que mantienen el uribismo y el santismo.