Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla miércoles, 24 de abril de 2019

La banda vendía drogas a los estudiantes de una prestigiosa universidad.

La Fiscalía General de la Nación impuso medidas cautelares de extinción del derecho de dominio sobre tres inmuebles y un establecimiento de comercio, ubicados en el centro de Bogotá, y cuyo valor supera los mil millones de pesos.

Se trata de bienes que habrían sido usados por una banda dedicada al almacenamiento y venta de estupefacientes en el polígono universitario entre las localidades de Mártires, Santafe y La Candelaria.

Los tres inmuebles ocupados en diligencias cumplidas por fiscales de la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio y la Sijín de la Policía Nacional eran usados como bodegas desde las cuales serían distribuidas las sustancias ilegales.

Entretanto, el establecimiento comercial, situado a escasos metros de una prestigiosa universidad, usaba como fachada una papelería, en cuya parte posterior eran comercializadas sustancias como marihuana, cocaína y drogas de síntesis.

Este lugar, conocido como ‘Donde James’, era administrado por Héctor Jaime Espinosa Vélez, presunto cabecilla de la organización y quien también camuflaba la droga entre productos lícitos que eran alterados en sus empaques para dar apariencia de legalidad.

Hasta allí llegaban estudiantes y personas recomendadas previamente por consumidores habituales para comprar las sustancias. De estas formas alias James buscaba evadir a las autoridades.

El material probatorio recaudado y los videos obtenidos muestran como las sustancias ilegales eran comercializadas, en algunas ocasiones, al interior de los bienes afectados, en vía pública o llevadas a los edificios dispuestos para la residencia de los estudiantes del sector.

El uso dado a estos bienes fue evidenciado por agentes encubiertos del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación quienes, en desarrollo de la operación Reprobados III -que se cumplió a nivel nacional-, hace 20 días, se infiltraron en la banda y lograron conocer la manera como delinquía.

El resultado particular en Bogotá arrojó la captura de 15 personas quienes desempañaban distintos roles en la estructura. A 14 de los capturados un juez de control de garantías les impuso medida de aseguramiento en centro carcelario, y uno más deberá cumplir la medida en su lugar de residencia por razones médicas.

Estos resultados, además de desarticular la estructura ilegal que se había tomado parques, establecimientos comerciales y zonas comunes de los barrios Santa Fe, Las Aguas, Bosque Izquierdo, Las Nieves, Veracruz y La Concordia en la localidad de La Candelaria; constituye un duro golpe a las finanzas de la banda que por años operó en este sector de la capital del país contaminando a jóvenes estudiantes.

Los bienes ocupados este miércoles pasarán a ser administrados por la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.