Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Simón Granja - sgranja@larepublica.com.co Miércoles, 10 de septiembre de 2014

En colegios, jardines y en la mano de niños frecuentemente se ven las paletas de caramelo en forma de cerveza. El dulce esta vez estuvo en la Superintendencia de Industria y Comercio que declaró infundada la oposición que presentó Colombina ante el registro de un signo tridimensional solicitado por Bimbo, permitiendo que esta empresa distinguiera el caramelo.

El abogado especialista en propiedad industrial Guillermo Navarro, de la firma Muñoz Abogados, explicó que “una marca tridimensional protege el producto en las tres dimensiones. Las personas identifican a qué empresa pertenece o cuál es la marca a través de la forma del producto, esto es poco frecuente en tema de registro, pero lo que tiene que ser claro es que se identifique esa forma con una marca. Por ejemplo, Toblerone, cuando uno ve la forma del chocolate, así no esté con el envoltorio, reconoce inmediatamente que es de esa marca”.

La Dirección de Signos Distintivos al realizar una búsqueda sencilla en la web, encontró que las paletas de caramelo presentan formas esféricas, circulares, de corazones, planas, caras de payasos y otras figuras que no son las de una jarra de cerveza con apariencia de espuma en la parte superior.

La abogada Zoraida Fonseca, especialista en propiedad industrial explicó que “de conformidad con la norma comunitaria puede registrarse como marca la forma de un producto, su envase o envoltura, siempre que dicha forma no sea la usual del producto o tenga un efecto funcional”.

Colombina había alegado al momento de presentar la oposición que el signo solicitado carecía de distintividad por constituir una forma usual de los productos que pretendía identificar.

Bimbo respondió que al decir que la marca tridimensional es una forma usual para las paletas en forma de vaso de cerveza y que para sustentarlo buscó imágenes en internet que lo demostraran, se equivocó Colombina, puesto que la mayoría de imágenes que presentaron no guardaban ningún tipo de relación o similitud con el signo tridimensional.

La Dirección procedió a realizar el análisis de registrabilidad de la marca tridimensional solicitada. Con base en esto, encontró que, si bien es cierto que el signo solicitado podría eventualmente tener la forma de las paletas de caramelo que pretende identificar, no es un vaso de cerveza espumeante la forma usual de estos productos.

El argumento principal fue que la marca solicitada no puede ser apropiada por el Bimbo puesto que privaría a los demás competidores de su uso en el mercado. En la resolución de segunda instancia, el superintendente explicó que las características de la chupeta, la forma de cerveza y la espuma, se apartan de la forma típica de los productos que pretende identificar.

Al respecto de lo argumentado por la oposición, aclaró que la Administración toma sus decisiones de forma particular e independiente, de acuerdo con las circunstancias especiales de cada asunto y en cumplimiento de la normatividad vigente. De esta manera, declaró infundada la oposición y permitió el registro de la marca tridimensional.

Fonseca dijo que “la decisión de la SIC de conceder la marca tridimensional es acertada, toda vez que no es usual encontrar en el mercado paletas con la forma de un vaso de cerveza espumeante, por el contrario, el vaso de cerveza se relaciona con un producto muy alejado de los confites”.

La Opinión

Zoraida Fonseca
Abogada de prietocarrizosa especialista en propiedad industrial

“Presentar una paleta con la forma de un vaso de cerveza espumeante constituye una práctica comercial novedosa, distintiva y alejada de la forma convencional con que los empresarios presentan las paletas de caramelo al consumidor”.