Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co miércoles, 6 de noviembre de 2013

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) consideró en primera instancia que Pipiolo, imagen de una línea de ponqués Marisela del Grupo Bimbo, no es “confundible” con la del Pato Donald, de Disney Enterprises, y por eso le concedió el registro marcario para que comercialice productos de la clase 30 internacional de Niza.

La compañía estadounidense de entretenimiento, famosa por sus dibujos animados como Mickey Mouse, presentó la oposición con fundamento en que sí hay similitudes gráficas con el signo de su cómic Donald, del que alegó relevancia por sus 13 registros previos las clases 3, 5, 9, 14, 16, 18, 20, 24, 25, 29, 30, 32 y 42.

En su respuesta a las observaciones, la multinacional con casa matriz México, indicó que no hay semejanzas, sino, por el contrario, que el requerimiento deriva de un registro obtenido anteriormente, el cual nunca fue objetado en su momento por la opositora y debido a esto no existe riesgo alguno de confusión o asociación.

Los distintivos en conflicto son descritos por la Superintendencia como, el de Bimbo, un empaque con la expresión ‘Marisela’ en la parte superior, debajo la expresión Pipiolo y más abajo la imagen de un bizcochuelo partido por la mitad con el dibujo de un pato.

Y el reconocido previamente a Disney, corresponde tres diseños del ya conocido de Donald Duck que suman, entre todos, 30 certificados de registro marcarios, entre gráficos y de frases.

Diferencias notables

Al realizar el análisis comparativo de los signos, la dirección de Signos Distintivos de la SIC indica en su resolución del 26 de junio pasado que existen “notables diferencias”, por lo que pese a la coincidencia en la inclusión de la forma de un animal, existen divergencias significativas de los mismos que permiten individualizar los productos en el mercado.

Uno de los contrastes mencionados por el organismo, aparte del tamaño y la posición de los diseños, son los trazos con los que son presentados los animales con alas: la forma de la cabeza, el tamaño del pico, la ubicación de los ojos, la estructura del cuerpo y la forma de sus extremidades. “Usan ropa diferente” y el Pato Donald “es más bajo, gordo y con expresiones faciales disímiles”.

La Superindustria menciona además que Bimbo ya cuenta con el registro de un signo similar y que contiene un dibujo similar, como alegó la holding en su respuesta a la oposición de Disney. “La estructura es la misma, por lo que el consumidor logrará establecer que provienen del mismo empresario, lo que no ocurre con el opositor, notablemente diferente”. Y coincide con lo expresado por la sociedad mexicana, en que Pipiolo no resulta semejante o confundible con el Pato Donald, “siendo una variación de un derecho previamente obtenido” que facilita para el consumidor establecer que son marcas distintas e identificar ambos productos en el mercado respecto a los de su competencia. “Por lo que se declara infundada la oposición presentada” por Disney, y se “concede el registro de marca” al modelo Marisela Pipiolo, con el cambio de colores que incluye el nuevo modelo: chocolate, negro, naranja, azul, fucsia y blanco.

Antecedentes

El Grupo Bimbo solicitó el 20 de diciembre del año pasado el registro de la marca Marisela Pipiolo, para distinguir productos comprendidos en la clase 30 en la clasificación internacional de Niza: pasteles variados, galletas, pan todo tipo, tortas, confitería, bizcochos, cereales, rosquetes y productos alimenticios preparados a base de cereales para la alimentación humana. Por ser de primera instancia, Disney puede presentar un recurso de apelación contra la resolución 38037 ante el superintendente delegado para la Propiedad Industrial.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.