Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co Sábado, 12 de marzo de 2016

De las 14 firmas sondeadas por AL, teniendo en cuenta a las mejor rankeadas en Legal 500, Chambers & Partners y Latin  Lawyer, la que menos creció lo hizo a un ritmo de 10% con respecto a 2014.

Así las cosas, el top 14 de las firmas que más facturaron el año pasado es liderado por Brigard & Urrutia, Baker & McKenzie y Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría. Entre los tres bufetes sumaron $220.683 millones; cifra que representó 47% de facturación total entre este grupo ($469.469 millones).

Aunque no hay una fórmula para el éxito, no es coincidencia que las más generadoras de ingresos tengan más de 10 áreas de práctica y el mayor número de áreas en banda 1 en publicaciones como Legal 500.

Posse Herrera Ruiz es el cuarto bufete con más ingresos en 2015, con $57.328 millones. Seguido de Gómez-Pinzón Zuleta ($46.683 millones), Lloreda Camacho & Co, $25.000 millones y Cárdenas & Cárdenas, $21.200 millones. 

Olarte Moure, la firma que ocupa el octavo peldaño con unos ingresos de $18.957 millones, no deja de llamar la atención, pues es una firma boutique, la cual tiene únicamente dos socios y se dedica exclusivamente resolver casos de propiedad intelectual.  De acuerdo con Carlos Umaña, socio de Brigard & Urrutia, el escenario de un menor crecimiento no necesariamente significa una caída en la facturación de una firma. 

Según Umaña, entran a jugar una serie de mecanismos como la variedad de prácticas que desarrolle la firma. “En los ciclos económicos de crecimiento a los bufetes se les va el tiempo haciendo contratos de fusiones y adquisiciones (M&A) o infraestructura, y por el contrario, en ciclos de recesión, los litigios y las reorganizaciones empresariales toman relevancia. De ahí la importancia de la variedad de áreas de la firma, las cuales trabajarán dependiendo del ciclo económico en el que se encuentre el país”, manifestó Umaña.

En el puesto noveno, décimo y once alzan la mano firmas de la talla de Cavelier Abogados con $17.099 millones facturados; Garrigues Colombia con $15.500 millones; y Godoy Córdoba Abogados con $15.128 millones.

Cabe resaltar que Garrigues Colombia, creció en facturación 189% con respecto a 2014 ($5.352 millones) pues en 2015 se sumaron los resultados  de DLP, firma con la que se integró y de la que es socio José Miguel de la Calle, entre otros reputados abogados. 

Por su parte, Eduardo Zuleta, socio de Gómez-Pinzón Zuleta, detalló que obviamente el freno de crecimiento de una economía puede afectar los ingresos de una firma. Sin embargo, “hay firmas, como la nuestra, que tienen mucho trabajo internacional que no dependen de la dinámica de la economía colombiana, lo que permite que crezcamos por encima de los índices de crecimiento del país”, enfatizó Zuleta. 

Pinilla González & Prieto, Holland & Knight y Durán & Osorio completan el ranking con $13.350 millones, $10.241 millones y $8.300 millones, respectivamente. 

Ingresos per cápita

Normalmente se piensa que entre más abogados tenga la firma, más ingresos se van a tener, pero como en toda regla siempre existe una excepción. 

Ese es el caso de Lloreda & Camacho & Co, donde el ingreso per cápita de 47 abogados es de $531, 9 millones. 

La cifra fue superior al ingreso per cápita de Posse Herrera Ruiz, que entre 115 abogados obtienen $498 millones. O de Gómez Pinzon Zuleta, compañía legal en la que el ingreso per cápita es de $444,6 millones con 105 abogados.

Entre las firmas que más esperan crecer este año, de acuerdo con sus proyecciones, Holland & Knight ocupa el primer puesto con una proyección de 25%, seguido de Gómez-Pinzón Zuleta con 20%; y Cavelier Abogados, 19,87%.

Brigard & Castro
Brigard & Castro,  concebida como un departamento especializado en propiedad intelectual, de Brigard & Urrutia, facturó cerca de $11.000 millones en 2015, y creció 12% conrespecto a 2014, cuando obtuvo ingresos por más de $9.000 millones.

Tiene 3 socios y 35 personas entre paralegales y abogados. En Legal 500 aparecen en banda 1 en el área de su especialización, propiedad intelectual.  Carlos Umaña aseguró que esta es una de las áreas más importantes del bufete. De hecho, fue premiada en Londres por Managing Intellectual Property.

Las Opiniones

Carlos Umaña
Socio de Brigard y Urrutia

“El escenario de un menor crecimiento no necesariamente significa una caída en la facturación de una firma pues entran a jugar una serie de mecanismos como la variedad de áreas de práctica de la firma”.

Eduardo Zuleta
Socio de Gomez-pinzón Zuleta

“Obviamente el freno de crecimiento de una economía puede afectar los ingresos de una firma. Sin embargo, los ingresos de las firmas con mucho trabajo internacional no les afectará tanto el mal ciclo”.