Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Sábado, 17 de junio de 2017

De acuerdo con el informe de la entidad dirigida por Francisco Reyes Villamizar, B&U tuvo  ingresos operacionales de $103.491 millones en 2016, es decir, 17,9% más que en lo registrado en 2015, cuando el despacho facturó $87.777 millones. Por esto, la firma se ubicó en la posición 285 del grupo. 

En cuanto a las ganancias, estas llegaron a $21.144 millones, $7.072 millones más que en el año anterior, cuando las utilidades se ubicaron en $14.072 millones. El siguiente en el listado es Baker McKenzie, en la posición 440 de este lote, ya que en su operación del año pasado ingresó $78.543 millones, una cifra menor a $80.206 millones registrados en el periodo anterior.  Frente a este tema Jaime Trujillo, socio director del bufete, destacó que, en dólares, “tuvimos un crecimiento de 8% por razones estructurales (como el programa 4G y otros programas de infraestructura)” y por razones coyunturales, “como la reforma tributaria y situaciones como las de Petrobras, Odebrecht y los carteles denunciados por la SIC.

De igual forma, Trujillo sostuvo que las prácticas de mayor crecimiento fueron Impuestos, Cumplimiento Corporativo e Infraestructura. Sin embargo, en el tema de las utilidades, a Baker no le fue bien pues registró $231 millones, es decir, 97,2% menos que lo que ganó en 2015.

Otra de las firmas reinas en ingresos es Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría, que en este periodo facturó $73.316 millones, 11,92% más que  $65.509 millones reportados en 2015. Sin embargo, en cuanto a utilidades, la firma con presencia en Colombia, Perú y Chile, tuvo una caída de 45,94% frente a 2015, pues en ese año este dato llegó a $14.551 millones, mientras que la utilidad de 2016 fue de $7.866 millones.

“El año pasado fue un año que presentó resultados satisfactorios para la firma, no obstante, la complejidad en cuanto al clima de negocios del país, una desaceleración de la economía y una reducción en la inversión que llegó. La firma consolidó su posición como una única institución de carácter regional”, manifestó Martín Acero Salazar, codirector y socio de PPU en Colombia. 

En el sentido de la facturación, Acero sostuvo que, más que el monto, lo que les interesa es cobrar tarifas razonables y justas para los clientes, manteniendo la rentabilidad para los socios. “El año pasado estuvo muy activa el área de Infraestructura y la financiación vinculada con los proyectos; también en el área de Impuestos hemos tenido un auge importante; y hay que sumar la práctica de M&A, aunque todas fueron muy importantes”, dijo.

Otra de las firmas que entró al grupo de la Supersociedades fue Posse Herrera Ruiz ya que sus ingresos ($62.839 millones) y ganancias ($14.105 millones) aumentaron 9,61% y 4,75% respectivamente. Según Jaime Herrera, socio fundador de la firma, segunda con más utilidades de los cinco bufetes, “PHR tiene la capacidad de adaptarse a las necesidades cambiantes de los clientes y del mercado, acompañando a organizaciones nacionales y multinacionales en temas que impactan el negocio y las cuales deben ser rápidamente previstas y ejecutadas”.

Mientras tanto, Gómez-Pinzón Zuleta fue la empresa con mayor variación positiva en cuanto a ingresos, pues pasó de $43.824 millones en 2015 a $56.251 millones el año pasado, es decir, un alza de 28,36%. “El crecimiento es el resultado del esfuerzo de todo el equipo para atender las necesidades legales de los clientes y de su confianza. Adicional a eso, la firma asesoró grandes transacciones en el último año”, sostuvo José Luis Suárez, socio director del despacho. Vale destacar que la firma también tuvo la segunda mejor variación en cuanto a utilidades, con 38,87%.

Antecedentes

Si se tiene en cuenta el total de lo ingresado por las cinco firmas de abogados más grandes del país, esta cifra llega a $374.440 millones, lo que significó un incremento de 11,8% respecto a lo reportado en 2015, cuando el dato alcanzó $334.644 millones.

Al revisar el reporte de las utilidades, estas tuvieron un retroceso de 7,25% en 2016. En este periodo las ganancias de estos despachos llegaron a $53.646 millones, mientras que en 2015 lo registrado fue de $57.841 millones. La que más ganó fue Brigard & Urrutia, seguido de Posse Herrera Ruiz y Gómez-Pinzón Zuleta.

Las opiniones

Martín Acero
Codirector y socio de PPU
“El año pasado fue un año que presentó resultados satisfactorios para la firma, no obstante, la complejidad en cuanto al clima de negocios del país y una de la desaceleración de la economía”.

Jaime Trujillo
Socio Director de Baker McKenzie
“En 2016 tuvimos un crecimiento de 8% en dólares por razones estructurales  y por razones coyunturales como la reforma tributaria y situaciones como las de Petrobras, Odebrecht y los carteles”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.