Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co Martes, 29 de octubre de 2013

La holding Marriott Worldwide Corporation logró, en segunda instancia, que la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, le concediera el registro a su marca de hoteles Residence Inn, para distinguir servicios en la clase 43 internacional.

La cadena de resorts dueña de 3.800 establecimientos en 72 países, entre esos Colombia, obtuvo el derecho luego de interponer la apelación contra la resolución de la directora de Signos Distintivos. Según explicó la apoderada de la compañía, Laura Michelsen Niño, en la decisión de primera instancia se cometió el error de no otorgar la distinción con base en el registro de la marca The Residence Inn by Marriott Inc., “sin darse cuenta de que se trata del mismo titular”.

El anuncio partió del hecho de que eran signos pertenecientes a empresarios distintos. Concluyó, entre otros aspectos, que los clientes “no estarían en capacidad” de identificar el origen de los mismos.

En la resolución 27039 del 30 de abril del año pasado, se lee que la Superindustria negó el requerimiento porque ambas expresiones “identifican los mismos servicios y si bien es cierto que los solicitantes, las sociedades Marriott Worldwide Corporation y Residence Inn By Marriott Inc. son cotitulares de la marca fundamento de la negación, no se puede desconocer el derecho que también ostenta sobre la misma marca la sociedad Residence Inn By Marriott Inc.” .

Apelación existosa
En la apelación presentada a través del bufete Triana, Uribe & Michelsen, la multinacional Mariott fundamentó su apelación contra de Signos Distintivos en que pasó por alto el hecho de que la marca The Residence Inn es propiedad suya, “en virtud de la transferencia del registro realizada a esta, la cual aparece inscrita en el listado de afectaciones de registro marcario en la fecha 5 de abril de 2000”.

La abogada Michelsen indicó que para ello se aportaron como pruebas el contrato de cesión y el listado informativo mediante el cual la SIC había aceptado la cesión. “Residence Inn es una filial de la holding, que es una cadena superreconocida que lleva muchísimo tiempo en el mercado”, resaltó la socia del despacho Triana, Uribe & Michelsen, apoderados directos de la multinacional en este y otros casos.

El problema para la delegada de primera instancia es que dicha transferencia, se agrega en el recurso, es que no tenía manera de saber de ello porque no se refleja en la base de datos de la Superintendencia, ni en el documento que asignó el número de certificado de registro correspondiente a la marca The Residence Inn en la clase 42 de la edición séptima de la clasificación internacional de Niza”.

Al resolver el recurso, el superintendente delegado para la propiedad industrial le dio la razón al despacho representante de Marriott, luego de revisar la base de datos del organismo. Señala que en esta se encuentra que la marca The Residence Inn, fue transferida por la sociedad Residence Inn by Mariott Inc. a Marriott Worldwide Corporation, por lo cual resulta evidente que la marca negada y la solicitada se encuentran en cabeza de un mismo titular, por lo cual ha desaparecido el fundamento de la negación.

“Por las anteriores razones, es posible afirma que la marca solicitada actualmente no se encuentra incursa en ninguna causal de irregistrabilidad previstas en la decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina”, concluye la resolución del 17 de junio pasado.

Laura Michelsen Niño
Socia de Triana, Uribe & Michelsen

“No hubo oposición. En primera instancia simplemente fue negada de oficio. Ahora la oficina de marcas, una vez que firma la resolución, expidió un documento de certificado y registro que se le asigna a la marca para que se pueda identificar el trámite”.