Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Ana Bedoya Jimenez

lunes, 22 de octubre de 2012

Luego del anuncio del vicepresidente, Angelino Garzón, sobre el padecimiento de un tumor canceroso no agresivo en la próstata, se abre nuevamente el debate sobre la posibilidad de renunciar al cargo o continuar ejerciendo de manera normal sus labores.

Así como de la realización del tan polémico examen médico.

De acuerdo con el abogado Eduardo Vásquez, al manifestar el Vicepresidente que deja en manos de la Constitución y la ley su permanencia, limita cualquier decisión sobre su cargo al contenido de la Carta. Esto, porque no existe amplia jurisprudencia sobre la suplencia del mismo, el cual ocupa por igual periodo que el Presidente de la República y se hace visible, solo cuando es necesario que lo reemplace temporal o absolutamente.

Así mismo, agregó que se debe establecer si las condiciones médicas actuales que afectan su salud, pueden ser consideradas una falta absoluta de que trata el art. 205 de la Constitución, caso en el cual sí faculta al Congreso por derecho propio o por convocatoria del Presidente a fin de elegir quien vaya a reemplazarlo para el resto del periodo.

“Queda pues el camino al Congreso para surtir el trámite constitucional de elección de la vicepresidencia, si, solo si, existe dicho reconocimiento de incapacidad física permanente, para lo cual en derecho se ha establecido que el hecho notorio (aquél difundido por medios masivos de comunicación) no requiere prueba”, afirmó.

Para el decano de facultad de Ciencias Sociales del Politécnico Grancolombiano, Bily Escobar, es el Senado por medio de un examen médico el que decide que si incapacidad es permanente. “En el artículo 203 de la Constitución habla de que el reemplazo del Vicepresidente sería el ministro que por orden de ley le corresponda, en este caso sería el ministro de Interior, Fernando Carrillo, sin embargo, al no ser del partido de Gobierno, eventualmente le correspondería a la Canciller, María Angela Holguín.

No obstante, explicó que si la incapacidad es temporal, debería aplicarse lo mismo que se hace con el presidente, es decir, otorgar una licencia mientras la recuperación.

Así mismo, Luis Fernando Rincón Cuéllar, socio de Rincón-Cuéllar Abogados, explicó que ante la situación médica del Vicepresidente, y en caso que tenga una enfermedad que le ocasione una incapacidad permanente, existen dos posibilidades: La primera es que renuncie, caso en el cual la Constitución lo establece como una falta absoluta, y por tanto el Presidente deberá convocar al Congreso, o este podrá reunirse por derecho propio, a fin de elegir la persona que lo va a reemplazar por el tiempo faltante.

Lo segundo es que también se considera como falta absoluta, es la incapacidad física permanente reconocida por el Congreso, caso en el cual se procedería de la misma manera. “Para este efecto es claro que el Congreso deberá determinar si el Vicepresidente tiene incapacidad física permanente siempre y cuando tenga como base un dictamen pericial que así lo determine”, puntualizó.

Al respecto, Augusto Posada, presidente de la Cámara de Representantes, señaló que para Garzón hay dos opciones: someterse a nuevas valoraciones médicas o renunciar, y afirmó que en su comunicado no se refirió a ninguna de las dos.

A pesar de que el presidente del Senado, Roy Barreras ha sido criticado por solicitarle exámenes médicos a Garzón, en entrevista radial expresó que aunque ya era conocida la enfermedad del vicepresidente, el cáncer de próstata no incapacita a nadie para ejercer su trabajo, como si lo puede ser una lesión neurológica, “pero mi opinión sobre si eso es incapacitante no es la que vale, sino la de la academia de medicina”, manifestó Barreras.

En este caso, recordó que “no le corresponde a ningún congresista ni a ningún medico particular tomar la decisión de si las 39 sesiones de radioterapia o el cáncer o la lesión neurológica que tuvo hace algunos meses son incapacitantes o no para ejercer”.

En esta medida, el Vicepresidente expresó que debido a los últimos acontecimientos de salud, no puede aferrarse a su cargo y dejará en manos de la Constitución.

“No me puedo aferrar al cargo de Vicepresidente, soy plenamente consciente que debo dejar en manos de la Constitución y de la ley todo lo relacionado con el presente y futuro del Vicepresidente de Colombia”.

Las opiniones

Eduardo Vasquez
Abogado

El Congreso debe surtir el trámite de elección de la vicepresidencia si existe dicho reconocimiento de incapacidad física. Se ha establecido que el hecho notorio no requiere prueba.

Augusto Posada
Presidente de la Cámara

Aunque debe ser una opción personal, Angelino Garzón tiene dos posibilidades, o someterse a nuevos exámenes para determinar si es apto y continuar en el cargo o renunciar.

Roy Barreras
Presidente Senado

No le corresponde a ningún congresista o a ningún médico particular tomar la decisión si el cáncer o la lesión neurológica son incapacitantes para seguir ejerciendo como Vicepresidente.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.