Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Miércoles, 24 de mayo de 2017

Para Collins, no se puede hacer nada frente a esta decisión, pues “cuando uno se somete a estos procesos tiene que respetar los fallos”, que, dicho sea de paso, no tienen apelación, ni segunda instancia. 

 Según le comentó el constructor a AL, siente que el Tribunal no le reconoció lo que era justo, pues esperaba mucho más, pero dijo que respetará la situación. 

Cabe resaltar que la disputa comenzó en 2014, luego de que Carlos Collins acudiera al Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá para demandar al Invias, para que se le reconocieran los excedentes de un material que tuvo que utilizar en los revestimientos del Túnel. 

 Cabe resaltar que en diciembre el Gobierno abrió la licitación por $238.968 millones para terminar el restante de la obra, pero aún no ha podido ser adjudicada.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.