Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co jueves, 30 de enero de 2014

El Consejo Nacional Electoral aumentó ayer en más de $42.000 millones el tope de financiación por partidos para las campañas al Senado de la República. El límite permitido era de $30.180 millones, y ahora es de $74.000 millones.

El ente regulador dio así respuesta al inconformismo general que había entre las colectividades, que alegaban la falta de recursos para financiar las carreras de sus aspirantes.

El candidato por el Partido Liberal, Juan Manuel Galán, opina que la decisión obedece a una coherencia entre los máximos establecidos en las legislativas de hace cuatro años. “Era una queja general. Era absurdo que por candidato en 2010 fueran $600 millones y ahora fuese la mitad”.

En la contienda por el Congreso en 2010, ningún partido podía sobrepasar los $60.000 millones entre sus aspirantes a la Cámara Alta del Congreso. Con la nueva determinación, se distribuirán $700 millones por elegible, teniendo en cuenta que Liberales, Conservadores, Cambio Radical, La U, Uribe Centro Democrático y la Alianza Verde tienen 100 inscritos. El Polo Democrático Alternativo y el Mira proponen a 68 y 71, respectivamente.

Antonio Navarro, cabeza de lista al Senado por la Alianza Verde, también afirma que “todo el mundo” se estaba quejando por el límite de $30.000 millones.

“Es más razonable. No todos llegaremos a ese tope, pero el anterior era irreal. Una campaña nacional de Senado tiene que hacer viajes, yo visitaré 25, y solo en pasajes el gasto son $100 millones. ¿Cuánto cuestan las vallas que han puesto algunos candidatos por todo el país? Cada una, $6 millones mensuales”, detalla.

Para académicos como Juan Carlos Gómez, director del Observatorio de Medios de la Universidad de La Sabana, el aval a una mayor inversión política debe nivelarse con una vigilancia correspondiente por parte de los organismos de control.

“La financiación de las campañas siempre ha estado en el centro de la discusión y de la polémica, por razones históricas: intromisión de dineros del narcotráfico en una campaña presidencial, debates y escándalos como el ‘Carrusel de la contratación’, temas tan delicados que dicen mucho de la Ley de Garantías y de los procesos electorales”, argumenta Gómez.

Respecto de la advertencia del docente, Antonio Navarro denuncia que ya hay sospechas de irregularidades en algunas campañas. “A quienes hacen publicidad, que den recibo por todo. Muchos aspirantes están poniendo publicidad en emisoras, periódicos y en televisión con la condición de que no les expidan recibo para no reportarlo. Eso no debe permitirse, para no sobrepasar los topes”.

El candidato por la Alianza Verde agregó que en su caso ha tenido muchas dificultades en abrir cuentas bancarias. “Empecé el 9 de diciembre empecé el trámite y los bancos no los abren. A nosotros en la Alianza Verde nos ha sucedido, no sé si ha ocurrido con otros partidos”.

“Hay un anticipo que la Ley aprobó, pero el CNE no lo desembolsa. Por lo menos a mí no me ha llegado. Estamos trabajando con recursos propios”, agregó.

La queja duró un año
El Consejo Nacional Electoral había informado en febrero del año pasado, que las campañas al Senado debían gastar no más de $30.180 millones, y para la Cámara, $439 millones.

Con la reforma política, la responsabilidad de las colectividades durante la contienda es supervisar cuántos candidatos hay inscritos y controlar los gastos de cada uno, para que las listas no superen los montos establecidos.

Cabe recordar que aquellos candidatos que superen los topes impuestos por el CNE, en el caso de que no resulten elegidos perderán, entre otras cosas, el derecho a la reposición de votos. Si en cambio son elegidos, perderían la investidura como congresistas.

Con esta decisión, falta porque el CNE aclare si también repercute a los candidatos a la Cámara.

Las opiniones

Antonio Navarro
Candidato al Senado por la Alianza Verde

“Estamos de acuerdo con que se aumenten los topes porque el anterior era irreal, necesitamos que nos abran las cuentas de campañas en los bancos y todavía estamos esperando el anticipo del Consejo Nacional Electoral”.

Juan Carlos Gómez
Director del observatorio de medios de la Universidad de la Sabana
“La financiación de las campañas siempre ha sido tema de discusión por la intromisión de dineros ‘no santos’. El Estado ha asumido gran parte de los gastos de las campañas con el fin de controlar y vigilar la procedencia de los montos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.