Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co martes, 19 de febrero de 2013

El presidente del Instituto Internacional de Propiedad Intelectual (Iipi) y del comité para la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (Ompi) en Estados Unidos, Bruce A.

Lehman, estuvo en el país participando en el seminario ‘Propiedad Intelectual e Innovación: pasos firmes hacia el desarrollo’, organizado por la Superindustria y el Ministerio de Comercio. Este directivo ha sido líder en la materia. En agosto de 1993 y 1998, se desempeñó como subsecretario de Comercio de EE.UU. y comisionado de Patentes y Marcas. Además, fue el principal representante de la administración de Bill Clinton para la protección de los derechos de propiedad intelectual.

En el marco del evento, el Superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo presentó como récord, la reducción de los tiempos de expedición de patentes de 65 a 42 meses. No obstante, en diálogo con LR, Lehman aunque destacó los avances en materia de protección de marcas del país, aseguró en cuanto a las patentes que es lo más importante en términos económicos, todavía el país está relegado.

Asimismo, aseguró que las patentes en Colombia la están aprovechando los extranjeros más que los nacionales. Aunque no duda de la capacidad de invención de los colombianos, afirmó que las normas para patentar en el mundo son complicados y los nacionales todavía no han podido entenderlas.

¿Cómo trabaja el Instituto de Propiedad Industrial?
El Iipi fomenta la creación de sistemas modernos de propiedad intelectual y el uso de los derechos como mecanismos para la inversión, la transferencia de tecnología y la generación de riqueza en todos los países del mundo.

¿La Iipi tiene alguna presencia en Colombia?
Es la tercera vez que vengo a Colombia, hemos participado en proyectos menores y el país hace parte del proyecto regional de propiedad intelectual que manejamos, cuyo lanzamiento fue en Lima. Es un trabajo que estamos haciendo con indígenas a los que se les enseña a cómo comercializar diferentes tipos de productos, a ganar dinero y a defender su origen.

¿Cuál es su opinión sobre el manejo que le da Colombia al tema de propiedad intelectual?
Se debe hacer un trabajo más profundo en esta materia porque el país necesita mucha experiencia sobre cómo manejar la propiedad intelectual y cómo hacerla más efectiva. El sistema de patentes en Colombia está sirviendo es a los extranjeros y no a los colombianos.

¿Por qué dice que el sistema de patentes está beneficiando más a los extranjeros?
Si, se están beneficiando casi solamente los extranjeros y no los colombianos, y esto no tiene que ser así. En 2011, en uno de los mercados más grandes como el de Estados Unidos, los nacionales colombianos solo recibieron nueve patentes en contraste con los de Sur Corea que recibieron alrededor de 1.200. En el caso de Colombia, hubo 26 solicitudes de patentes por colombianos y 2500 por extranjeros.

¿Cuál es el problema que evidencia en estas pocas solicitudes?
Muchos podrían creer que estos números pequeños son porque los nacionales no inventan, pero yo no considero que eso sea cierto. Colombia tiene un gran número de institutos científicos que continuamente están publicando artículos académicos en distintas revistas científicas del mundo, pero no están llenando las aplicaciones para patentar esos descubrimientos que hacen. El problema es que al haber publicado esos descubrimientos sin patentarlos, se vuelven de dominio público y se pierden porque no adquirieron derechos sobre ellos. Los extranjeros tienen la capacidad de robarse los descubrimientos porque el sistema no ha hecho que se protejan los derechos de propiedad intelectual de los colombianos.

Entonces, ¿el problema es el sistema que tiene el país?
En Colombia no se ha hecho un estudio amplio sobre el tema pero por ejemplo, en Filipinas estudiamos 1.000 artículos científicos y alrededor de 200 publicaciones podrían ser patentados, sin embargo, no lo habían hecho porque no sabían cómo aplicar al sistema, este mismo fenómeno se está presentando en el país.

¿Pueden hacer esos estudios en Colombia?
Nuestro trabajo es entrenar a las personas para que mejoren el sistema. Hemos tenido algunos contactos con el Gobierno y veo la posibilidad de que muy pronto podamos iniciar este tipo de estudios. Cuando no se patentan los descubrimientos, no hay expertos en la materia, los abogados que manejan el tema están trabajando con los extranjeros. Colombia tiene que desarrollar un equipo de expertos que se especialicen en patentar los inventos y los descubrimientos de los colombianos, este es un tema de competitividad importante en medio de tantos desarrollos tecnológicos.

El viceministro de Comercio, Gabriel Duque, habló de un avance en materia de propiedad intelectual ¿Cuál es su opinión?
Colombia como otros países, ha ido avanzando en desarrollar un equipo legal que se encarguen de proteger los derechos de la propiedad intelectual, las leyes son modernas y fuertes, pero los colombianos no saben cómo usarlas y por eso terminan más beneficiándose más los extranjeros. El viceministro también se refirió a otros aspectos de la propiedad intelectual como las marcas, en estos términos si están logrando avances.

Sin embargo, la parte más importante económicamente hablando son las patentes de invención y es en lo que más está fallando.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.