Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co miércoles, 9 de septiembre de 2015

El monseñor Libardo Ramírez, expresidente del Tribunal Eclesiástico Nacional y quien actualmente sigue vinculado en calidad de vicario, indicó que en Colombia anualmente se realizan cerca de 2.000 solicitudes de nulidades matrimoniales y con dichas reformas las cifra podría llegar a 10.000, es decir, un incremento de 400%.

Solo en 2014 se resolvieron, según el religioso, 1.350 causas que estaban relacionadas en su mayoría con grave falta de discreción de juicio (matrimonios a la ligera, por presiones o porque se hicieron por conveniencia) o por  embriaguez o drogadicción de algún contrayente.    

Actualmente el procedimiento implica dos instancias en las que el proceso puede durar año y medio. Una con el Tribunal Eclesiástico Regional y otra con el Tribunal Eclesiástico Nacional. Con la reforma, se da potestad al obispo de la diócesis de pertenencia de la pareja o de donde se casaron para que se encargue de juzgar “los casos de nulidad más evidentes”, o para que nombre un juez único. 

El plazo para la primera audiencia, que puede ser también la última si las dos partes están de acuerdo, será de 30 días después de presentada la petición y se podrán requerir  15 días más en el caso de que falte algún documento. 

En cuanto a costos, para una persona pudiente, hoy el trámite le puede pasar una factura hasta de 10 smlmv, es decir $6.443.000 y a una persona de bajos recursos inclusive le puede salir gratis. Pero los cambios del máximo pontífice incluyen la gratuidad.

Juan Gonzalo Zapata, abogado especialista en derecho procesal civil y en derecho de familia, expresó que es importante reconocer que una cosa es el divorcio y otra, la nulidad del matrimonio.  

Es decir, en Colombia dos personas se pueden casar legalmente de dos maneras: por lo civil y por lo católico. En el primero se puede llevar a cabo un divorcio e inclusive se pueden volver a casar por lo civil o por lo católico mientras quien se casa por lo católico se puede divorciar para que cesen los efectos civiles del matrimonio pero no se pueden volver a casar por la Iglesia hasta tanto no anulen el matrimonio católico. Zapata expresó que muchas personas aunque quieran separarse, no inician el trámite ante la autoridad religiosa por desconocimiento, duración o por costos.  

Sin embargo, dejar ese vinculo abierto y una cuestión legal inconclusa, podría generar a mediano y largo plazo consecuencias devastadoras que pueden ir desde exceso de derechos y  reclamos hasta abusos y violencia.

Unión Civil
De acuerdo a la Superintendencia de Notariado y Registro, de enero a mayo de 2015,  se registraron 24.206 matrimonios civiles, dando como resultado  un incremento de 1,36% con respecto al mismo período del año pasado. 

En cuanto a divorcios, las notarías registraron 7.721 casos, 779 más que en 2014.  

Las ciudades que lideraron con incrementos en separaciones en todo el país en los primeros cinco meses del año, fueron Medellín  (44,19%),  Bogotá (12,13%) y  Cali (2,54%).

Las opiniones

Monseñor Libardo Ramírez
Expresidente tribunal eclesiástico nacional
“Solo en el año pasado se resolvieron 1.350 causas que estaban relacionadas en su mayoría con la grave falta de discreción de  juicio, por  embriaguez o drogadicción de algún  contrayente”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.