Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Allison Gutiérrez Núñez - agutierrez@larepublica.com.co jueves, 7 de enero de 2021

Se adelantará una puja entorno a las pretensiones económicas de EPM que son por $9,9 billones por las irregularidades en el proyecto

La conciliación extrajudicial entre delegados de Empresas Públicas de Medellín (EPM), constructores, diseñadores y aseguradores de Hidroituango, se reanudará mañana 8 de enero a las 10:30 am.

Allí se adelantará una puja entorno a las pretensiones económicas de EPM que son por $9,9 billones, al considerar que hubo fallas e irregularidades que provocaron sobrecostos y retrasos en el proyecto que debía empezar a generar energía en 2021.

Esto se da luego de que a mediados de agosto del año pasado, Empresas Públicas de Medellín y la Alcaldía de Medellín, en cabeza de Daniel Quintero, anunciaron una demanda por esos $9,9 billones a los consorcios constructores, diseñadores, interventores y aseguradores del proyecto hidroeléctrico.

Este recurso de conciliación, que es exigido por la ley, debe agotarse antes de acudir al juez y elevar la demanda contra los consorcios. Por ello, este proceso inició en diciembre con la instalación por parte del procurador, Fernando Carrillo. Después, se llevó a cabo una sesión de manera virtual y aunque no se anunció un acuerdo, sí se programó este nuevo encuentro para continuar los acercamientos.

Expertos han venido señalando que, la solicitud de conciliación prejudicial es una puerta abierta para que la sociedad Hidroituango demande a EPM. Frente a eso, EPM había afirmado que los consorcios en mención no fueron contratados por EPM, por lo que el cuestionamiento no se sostenía.

En caso de llegar a un acuerdo en la conciliación, este deberá ser avalado por un juez. Si no hay una conciliación, estaría la posibilidad de que EPM acuda a instaurar una demanda contra dichas empresas vinculadas con Hidroituango.

No obstante, el coordinador de posgrados de Derecho de la Universidad de Medellín, Juan Esteban Alzate, quien fue consultado por RCN Radio, afirmó que hay ambiente conciliatorio.

"Si las partes decidieron sentarse a hablar, es porque quieren proponer fórmulas de arreglo. Según lo que dijo el señor procurador delegado, las partes se quieren sentar a negociar y hay algo muy importante que es ánimo conciliatoria. EPM arranca con unas pretensiones, entonces va a entrar la otra parte a negociar", señaló.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.