Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co martes, 29 de enero de 2013

El Consejo de Estado condenó al Ministerio de Educación, al Departamento de Antioquia y al Municipio de Medellín al pago de $210 millones por la muerte de un menor de edad en una institución educativa.

Los hechos ocurrieron el 16 de noviembre de 1994 en el Liceo Marco Fidel Suárez de Medellín, cuando delincuentes le causaron la muerte al joven.La familia del menor demandó, pero el Tribunal Administrativo de Antioquia negó las pretensiones argumentando que no se había solicitado ningún tipo de protección antes de ocurridos los hechos. Posteriormente, la sección Tercera con ponencia del magistrado Enrique Gil, revocó la sentencia de primera instancia y encontró que el joven estaba bajo la responsabilidad y cuidado de un centro educativo del orden nacional, lo cual hace legalmente responsable al Estado.Para la Sala no hay duda de la situación de inseguridad, zozobra y peligro que se vivía en la institución educativa previo al incidente. Finalmente, el Consejo de Estado explicó que como para la época de los hechos tanto el Ministerio de Educación como el Departamento de Antioquia y el Municipio de Medellín tenían obligaciones y deberes con el colegio y que dichas entidades deberán responder por el daño causado en este caso.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.