Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Colprensa

jueves, 25 de octubre de 2012

El Consejo de Estado condenó a la Nación, al Ministerio de Defensa y al Ejército Nacional a pagar $226 millones a la familia del indígena Agustín Rojas, quien murió producto de un disparo propinado por integrantes del Ejército.

Los hechos se remontan al 4 de marzo de 1999 cuando Agustín Rojas, indígena de la comunidad El Rodeo, de los municipios de Riosucio y Supía, Caldas, perdió la vida como consecuencia de un disparo propinado por uniformados adscritos al Batallón Ayacucho de Manizales.  La Corporación advierte que el Estado es responsable en estos hechos, ya que así quedó evidenciado en los testimonios recolectados a lo largo de la investigación.

“Está probado que los militares les indicaron a los pobladores del resguardo indígena que se encerraran en sus casas y que, minutos después, escucharon varios disparos apareciendo luego Agustín Rojas herido gravemente en el abdomen por un disparo propinado con arma de fuego” señala el documento.

En ese sentido, recalca el fallo judicial, que la muerte del nativo no fue perpetrada por grupos armados ilegales.  

Fue así como el Consejo de Estado ordenó al Estado, además de indemnizar, prestar la atención médica debida  y realizar un acto público para reconocer su responsabilidad en este caso.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.