Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Ana Bedoya Jimenez

miércoles, 10 de octubre de 2012

La sociedad Meals de Colombia S.A. demandó ante el Consejo de Estado la decisión de la Superintendencia de Industria y Comercio de conceder el registro de la marca GranHelado. Como respuesta, el ente de control resolvió declarar nulidad de las resoluciones que otorgaban el registro y ordenó a la SIC cancelar dicho signo.

Como hechos relevantes de la demanda, el 3 de agosto de 2005 la sociedad Grand Helado Ltda., solicitó el registro de la marca mixta GranHelado. Posteriormente, la sociedad Meals de Colombia, titular de la marca Cream Helado, se opuso al argumentar que dicho elemento genera confundibilidad con su marca Cream Helado.

Mediante Resolución No. 5794 de 29 de febrero de 2007, la SIC había concedido el registro de la marca GranHelado y declaró infundada la oposición de Meals de Colombia.

Al respecto, la empresa presentó recurso de reposición y subsidiario de apelación contra dicha resolución, sin embargo, la Superindustria confirmó la decisión de otorgarle el registro del signo.

En los términos fijados por la ley, Meals de Colombia presentó una demanda de nulidad en contra de las resoluciones que habían otorgado el registro solicitado, manifestando que se encuentra incursa dentro de las causales de irregistrabilidad comprendidas en el artículo 135. “La marca GranHelado indica las características esenciales de los productos a distinguir, en consecuencia, no se encuentra provisto de la suficiente fuerza distintiva para otorgarse su registro”, afirmó.

Señaló además que la Superintendencia de Industria y Comercio se apartó de las reglas generales para determinar la registrabilidad de una marca pues desconoció que el signo solicitado es una marca descriptiva incapaz de distinguir los productos de la clase 30 que busca proteger. En últimas concluyó que es descriptivo y genérico, por lo tanto no posee la suficiente fuerza distintiva para ser concedido su registro. “No puede considerarse como innovador o distintivo un signo compuesto por los encabezados y terminaciones de los ingredientes esenciales que componen los productos a distinguir, indicando evidentemente a los consumidores las características esenciales de los productos a adquirir”, agregó la sociedad demandante en su alegato.

Así mismo, aseguró que la oficina de marcas de la Superindustria, equivocadamente concedió el registro a pesar de no ser viable por ser similarmente confundible con la marca Crem Helado previamente registrada y vigente. Así, el signo GranHelado puede ser asociado al mismo origen del signo Crem Helado, creando confusión y falsa procedencia.

De otro lado, la Superindustria respondió que era evidente que Gran Helado cumplió con los requisitos legales exigidos y que se evidenció la suficiente fuerza distintiva por cuanto al efectuar el examen, no presentaron similitudes entre las mismas.

Sostuvo además que desde el punto de vista de la estructura de la palabra (cotejo visual y fonético), se descartó la confusión visual ya que los dos signos cotejados no presentan la misma secuencia en la estructura vocálica de la palabra y la longitud es completamente diferente.

Por su parte, sociedad Grand Helado Ltda., tercero interesado, contestó la demanda alegando que entre los signos en conflicto no hay confusión gráfica, fonética ni conceptual.

Después de investigar, el Consejo de Estado declaró la nulidad de las resoluciones y ordenó a la SIC la cancelación del registro GranHelado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.