Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co jueves, 20 de febrero de 2020

Según la Ley 675 de 2001, las asambleas se deben convocar con una anticipación no menor a 15 días calendario

Es regular que a principio de año la gran mayoría de conjuntos residenciales estén obligados a realizar su asamblea de propietarios. En Bogotá - según datos catastrales - aproximadamente 65% de sus predios son de propiedad horizontal, y el promedio del tiempo que gastan estas reuniones es de dos a cinco horas, un hecho por el cual muchos copropietarios prefieren faltar y asumir las sanciones que decide cada una de las asambleas.

Según la ley 675 de 2001 (con una anticipación no menor a 15 días en calendario) si la reunión convocada no se puede sesionar por falta de quórum, se deberá convocar a una nueva que se hará al tercer día hábil de la convocatoria inicial.

LOS CONTRASTES

  • Daniel Vásquez FrancoPresidente de FEDELONJAS

    “Se recomienda que hagan presentaciones muy ejecutivas, agradables para el asistente, que faciliten el entendimiento de todos los temas, que sean cortas y en lenguaje que entiendan todos los asistentes.”

Es importante a tener en cuenta es que las notificaciones que se les hace a los propietarios se adjunte los documentos principales del orden del día con el fin de agilizar la asamblea y comprobar la transparencia en cada acto.

El abogado Alejandro Vargas, magister en derecho administrativo explica que, “suele suceder que los copropietarios llegan a las asambleas sin el conocimiento previo de la información de los temas que se van a tratar, pero no se anexa la información de la misma. Por ejemplo, para aprobar el presupuesto lo lógico es que se socialice los balances expedidos por el contador y firmados por el representante legal para que la gente pueda revisar esa información.”

La importancia de las asambleas radica en que es en estas reuniones donde se examina a través del administrador, el revisor fiscal y el consejo la situación general del predio: como los aspectos económicos y financieros de la propiedad horizontal; también se aprueban las cuentas y balances del último periodo presupuestal y, se dan los informes necesarios para mostrar las necesidades de los propietarios.

Si la reunión no es convocada, tendrá que hacerse el primer día hábil del cuarto mes siguiente al vencimiento de cada periodo presupuestal. No hay que olvidar que en dado caso no se traten todos los puntos del orden del día en la primera asamblea, se hace un nuevo llamadopara tratar y decidir lo que falto.

Para todas las decisiones es importante que se lleve el quórum para poder deliberar sobre los temas tratados en la asamblea, si no se llega a dar hay una segunda convocatoria donde se podrá sesionar con un número plural de propietarios.

Otro dato importante a tener en cuenta es que el presupuesto no sólo se debe basar en aspectos relacionados con seguridad, hay que tener en cuenta lo relacionado con el mantenimiento y conservación de los bienes comunes y privados, también asegurarse de las certificaciones los ascensores, el sistema de detección de incendios, las puertas eléctricas … y todos los objetos que lo requieren.

“Se sugiere hacer campaña pedagógica previa para hacerle entender a la comunidad que la asamblea es un evento fundamental para el valor de la propiedad y la convivencia de quienes la habita.” afirmó Daniel Vásquez Franco, presidente de Fedelonjas

Así que tome en cuenta aquellas cosas que pueden mejorar las asambleas de copropietarios para mejorar la asistencia y participación de la comunidad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.