Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

César Gonzáles Muñoz lunes, 1 de octubre de 2012

¿El alumbrado público es un servicio de la categoría de los domiciliarios?

No. Se responde de manera general en los siguientes términos, con la salvedad que la Ley no le ha atribuido a la Superintendencia de Servicios Públicos la facultad de pronunciarse sobre la naturaleza, legalidad y otros aspectos del cobro del impuesto municipal de alumbrado público, en la medida que dicho servicio y tributo, si bien es público, no es considerado como servicio público domiciliario según la  Ley 142 de 1994. En efecto, debemos recordar que el alumbrado público no es un servicio público domiciliario, sino que corresponde a un tributo que los municipios, siempre que estén autorizados por la ley, cobran a sus habitantes en contraprestación a la prestación del citado servicio público no domiciliario(5). En efecto, la Ley 142 de 1994 consagró taxativamente los servicios públicos que engloban la categoría de domiciliarios y sus actividades complementarias, estableciendo en el artículo primero que: “Esta Ley se aplica a los servicios públicos domiciliarios de acueducto, alcantarillado, aseo, energía eléctrica, distribución de gas combustible, telefonía pública básica conmutada y la telefonía local móvil en el sector rural; a las actividades que realicen las personas prestadoras de servicios públicos de que trata el artículo 15 de la presente Ley, y a las actividades complementarias definidas en el Capítulo II del presente título y a los otros servicios previstos en normas especiales de esta Ley.”
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.