Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandro Gaviria Uribe miércoles, 6 de marzo de 2013

¿El fuero de maternidad opera cuando la renuncia es presentada libremente por la embarazada?

No. Si una trabajadora embarazada decide terminar el vínculo laboral de manera espontánea, libre y voluntaria, y el empleador se entera de dicha determinación, la renuncia surte todos sus efectos independientemente del estado de embarazo de la trabajadora, pues las normas que consagran el fuero especial de maternidad hacen referencia a la imposibilidad de despedir a la trabajadora durante el embarazo o 3 meses posteriores al parto pero no a la imposibilidad de darlo por terminado por parte de la empleada mediante el acto jurídico de la renuncia. Lo anterior se desprende de lo manifestado por la Corte Suprema de Justicia en Sentencia de mayo 31 de 1960, en la cual expresó: “La renuncia debe ser espontánea. Para que la renuncia de un trabajador pueda tenerse como auténtica decisión unilateral de terminar el contrato, debe obedecer a un espontáneo acto de su voluntad. La exigencia de que la presente, formulada por el  patrono, así esté revestida de aparente cortesía, implica coacción, dada la desigual condición económica de las partes, y por esta circunstancia el verdadero causante de la terminación del contrato, en un caso como éste, es el patrono que haya promovido la renuncia, y sobre él recae entonces la responsabilidad de los perjuicios que el retiro ocasione al trabajador”. Si la trabajadora decide terminar el vínculo laboral de manera libre, y el empleador se entera, la renuncia surte todos sus efectos independientemente del estado.
 
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.