Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co martes, 16 de octubre de 2012

El caso de las empresas floricultoras que habrían utilizado mal y gastado en otros fines, recursos de una línea de crédito especial direccionados al sector exportador y otorgados por el Banco Agrario, empieza a sacar a la luz los responsables y los montos de un presunto detrimento patrimonial.

La Contraloría General de la Nación  abrió seis procesos de responsabilidad fiscal por un poco más de $38.000 millones,  vinculando a 17 empresas floricultoras,  a unas 15 representantes legales de las mismas, a miembros de la junta de crédito del Banco Agrario y a varios funcionarios de esta entidad.

El proceso se inició hace dos años y se trata de créditos otorgados por el Banco Agrario bajo condiciones blandas para apoyar el sector floricultor  en financiación de capitalización, capital de trabajo, inversión y pago de pasivos financieros.    

Los créditos tenían una garantía a través del Fondo Agropecuario de Garantías, sin embargo en las investigaciones realizadas, tanto por la  Contraloría como por  la  Fiscalía, se encontró que además de entregarse  recursos a estas firmas, desconociendo la situación de riesgo del sector y sus mismas  dificultades financieras, los empréstitos habrían sido mal utilizados y llevados a fines distintos a los propuestos. Aunque la Contraloría abrió el proceso por  un poco más de $38.000 millones, el caso involucra unos $221.000 millones entregados a 128 empresas, por lo que, seguramente, el órgano de control seguirá vinculando más empresarios.  Por lo pronto  la Contraloría lleva seis procesos de responsabilidad fiscal  vinculando a los  representantes legales quienes deberán  responder.

 El primero de ellos es por valor de $7.864 millones entregados a la Sociedad Tinzuque, Flores Tikiya, Flores Chusaca y Flores el Respiro. Su represente legal es   Arturo Harker Borda a quien se vinculo como presunto responsable al proceso.  También se integró las sociedades Adelfa Comercial Corporation y Fyrom Holding Corporation. El segundo caso es por $ 6.700 millones  entregados a las sociedades Ricaurte Junguito y Luisa Farms, representadas por  Pablo Guillermo Junguito y Jaime Alberto Restrepo. El tercero es por $ 2.060 millones otorgados a  Flores la Virginia S.A. y Santa María Trading  Ltda, representada por Jaime Alberto Restrepo Mesa y Carlos Guillermo Gómez. El otro es por    $ 3.691 millones entregados a  CI Mercedes S.A y CI Senda Brava  representada por Ernesto Carlos Lemaitre y Jorge Hernando Fonseca Ochoa.

El quinto proceso es por $ 7.408 millones dados a  Mora Castaño Ricardo S.A. representada por Mauricio Mora Ricardo. También están llamados Rafael Mora Ricardo , María Angela Mora Ricardo y Andrés Mora Ricardo.  El sexto es por  $10.343 millones entregados a Casa Flor, Riegel Farms, Sociedad Camalena y Sociedad Plantas Técnicas representada por Guillermo Casallas Carreño, Germán Roberto Franco, Carlos Jaime Mejía  y Guillermo Casallas Carreño. En todos los casos están vinculados miembros de la Junta de Crédito del Banco Agrario y  funcionarios del mismo.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.