Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co viernes, 9 de noviembre de 2012

La Contraloría de Bogotá alertó a la administración Distrital por el grave riesgo de afectación del patrimonio público por cerca de $17.000 millones desembolsados para la adquisición de un lote, construcción y puesta en operación de las plataformas logísticas en Ciudad Bolívar y Bosa.

De las cuatro plataformas que se tenían previstas construir en el Plan de Desarrollo 2004 – 2008 “Bogotá Sin Indiferencia un Compromiso Social contra la Pobreza y la Exclusión, se redujo a dos en Plan de 2008-2011 “Bogotá Positiva para vivir mejor”. Sin embargo a la fecha sólo se ha construido la de Ciudad Bolívar (Lucero Alto).

“Es de aclarar, que las plataformas logísticas fueron concebidas como infraestructura de conectividad física que busca reducir ineficiencias en el transporte y transformación de alimentos para disminuir los costos y el precio final al consumidor”, enfatizó el comunicado enviado por el ente de control.

Según la Contraloría, las razones que ameritan la advertencia obedecen a que existe mora en el cumplimiento de los términos estipulados para la ejecución de los proyectos de infraestructura de corto plazo previstos en el Plan Maestro de Abastecimiento de Alimentos y Seguridad alimentaria de Bogotá – Pmasab.

“La plataforma logística Lucero Tesoro que se debió entregar en el 2008, fue recibida el 19 de marzo de 2011 por la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, en cuanto a la de Bosa el terreno ubicado en la Carrera 97 C No. 65-01 fue adquirido el 14 de junio de 2006 y a la fecha, sólo cuenta con el correspondiente Plan de Implantación y aún no se conoce si la Administración ejecutará el proyecto”, explicó.

Así mismo, advirtió sobre las deficiencias en materia constructiva que presenta la infraestructura de la Plataforma Logística Lucero Tesoro que afectan la operación de la misma. “Las obras fueron construidas con inobservancia de lo aprobado en la correspondiente Licencia de Construcción y el Plan de Regularización y Manejo. La construcción presenta deterioro progresivo de las instalaciones, no obstante que la obra fue recibida recientemente”, señala.

Además, recalcó que la plaza de mercado que se encuentra dentro de la plataforma tiene una capacidad instalada para ubicar 134 puestos a vendedores informales de los cuales, sólo 6 puestos se encuentran abiertos. Sin embargo, evidenció que las zonas colindantes a la plataforma, los domingos presentan altos niveles de ocupación del espacio público, “Lo que evidencia la falta de una política pública definida y estructurada que garantice la continuidad en las acciones de recuperación de dicho espacio invadido por vendedores informales”, agregó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.