Valentina Mugno P. - vmugno@larepublica.com.co Lunes, 12 de junio de 2017

El fallo con responsabilidad fiscal cobija a título de culpa grave, en cuantía indexada de $34.875 millones, a Pérez Espinel y a Sergio Manuel Hernández Gamarra, como rector de la Universidad de Cartagena, “por el detrimento ocasionado por una obra inconclusa que demandó mayores inversiones para entrar en servicio”.

Según la entidad, la construcción del hospital se inició sin licencias, ni vías de acceso y que solo a través de una acción popular se logró la culminación de la obra.

“Las obras, para las cuales se invirtieron inicialmente $47.970 millones, se recibieron sin estar totalmente terminadas y por tanto sin ninguna funcionalidad”, indicó el organismo.

El ente de control también señaló que se adquirieron equipos que no se han podido utilizar por la condición en la que se entregó el edificio y que “muchos no funcionan y las garantías de todos se vencieron”. 

La Contraloría agregó que “estando la obra inconclusa, se compraron estos equipos biomédicos a través de un contrato de leasing, que generó el pago por parte de la Gobernación de Casanare de intereses innecesarios por más de $6.000 millones”, reveló.