Andrea Mancera Rojas - amancera@larepublica.com.co Martes, 26 de junio de 2012

La Contraloría General de la República imputó cargos de responsabilidad fiscal contra el ex director de FONDELIBERTAD, Harlan Andrés Henao Serna, por un presunto detrimento patrimonial por $1.230.9 millones.

La imputación se origina en irregularidades en la celebración de dos contratos de arrendamiento que celebró el ex funcionario sobre un lote ubicado en Fontibón. El contrato no estaba soportado en estudios previos que determinaran su conveniencia.

En este mismo caso, la CGR imputó cargos de responsabilidad fiscal al supervisor de este contrato de arrendamiento, José Barón Ardila, por un presunto detrimento patrimonial que asciende a $666.8 millones.
 
Los bienes de Henao y Barón fueron embargados por la Contraloría General de la República.
Adicionalmente, la CGR determinó un pago indebido e innecesario de $127.833.333.oo (127 millones 833 mil 333 pesos), al verificar que en desarrollo de un contrato de 2008, suscrito por el entonces director de FONDELIBERTAD, Harlan Andrés Henao Serna, durante 9 meses y 25 días se canceló un canon mensual de arrendamiento de $13 millones por un inmueble en Bogotá que no prestaba utilidad alguna, pues durante este tiempo estuvo desocupado y sin mobiliario.
 
La CGR imputó aquí cargos de responsabilidad fiscal contra Henao Serna y el supervisor del contrato No. 17 del 10 de marzo de 2008, William Vargas Ardila. Y se decretó medida de embargo sobre los bienes de ambos.