Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co miércoles, 16 de enero de 2013

En el caso del presunto detrimento patrimonial denunciado por el senador Juan Manuel Galán, sobre las irregularidades en el contrato de construcción de la nueva torre de control y del centro de Gestión y Control Aeronáutico, expertos afirman que la Contraloría podría encontrar un delito fiscal y posteriormente condenar a reintegrar el dinero, el cual asciende a $23.000 millones.

Para el penalista Francisco Bernate, el otro escenario es cuando se comprueba que hubo sobrecostos, “en este caso podríamos estar hablando de peculado por apropiación a favor de terceros y celebración indebida de contratos, cuyas penas superan los 15 años”.

Al respecto, mediante un comunicado la Aeronáutica Civil aseguró que “la entidad fue muy cuidadosa y respetuosa de la legislación vigente para adelantar los procesos necesarios que concluyeron en la contratación de la torre”.

Agregó que para estos efectos adelantaron una consultoría con un experto en el tema aeroportuario quien entre otras obligaciones, tuvo bajo su responsabilidad realizar el estudio de mercado, atendiendo los principios rectores en materia de contratación estatal.

Por su parte, el senador Galán celebró la decisión de la Contraloría y aseguró que “se comprobó que la Aerocivil pudo contratar la construcción de la torre por aproximadamente $20.000 millones y no por los $44.000 millones de la nueva licitación. El detrimento patrimonial es evidente”, agregó.

De este modo, la Aerocivil recalcó que “ es importante indicar que el presupuesto presentado por el Concesionario Opaín de manera preliminar fue de $35,425 millones y no se encuentra al nivel de detalle que permita afirmar que existe un sobrecosto por la cuantía de $23,362 millones de pesos”.

Agregó además que pone a disposición de los entes de control los estudios de mercado y demás documentos que evidencian que la contratación se efectuó en debida forma y en todo caso ajustado a los precios de mercado.

En su denuncia, el senador Galán afirmó que el aeropuerto Eldorado representa varios males juntos: inseguridad en administración de los recursos y aeroportuaria; tiene fallas en el diseño; hay improvisación; falta de control y vigilancia; presenta desorden; hay corrupción y falta de transparencia.

De este modo, la Contraloría General de la República presentó una auditoria a la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, en la cual se evidencia el hallazgo de supuestos sobrecostos en el proyecto para modernizar la torre de control del aeropuerto internacional Eldorado de Bogotá.

El documento sostiene que para el 2010 el consorcio Opaín propuso a la Aeronáutica Civil, construir una nueva torre de control aéreo con unas especificaciones especiales por un monto de $20.124 millones.

Sin embargo, la Aerocivil adjudicó en 2012 ese contrato a otra empresa que dio menores condiciones de calidad y diseño, por un valor de $44.926 millones, es decir el doble del valor presupuestado por Opaín. El hallazgo de la Contraloría demostraría millonarios sobrecostos en la adjudicación de ese contrato.

“La entidad al no haber tenido en cuenta la propuesta del concesionario Opaín no cumplió una gestión económica eficiente; como consecuencia de lo anterior podría presentarse un detrimento al erario en cuantía de $23.362 millones.” dice el informe.

“El valor final de la torre sería el doble de lo inicialmente presupuestado” concluye el informe de auditoría.

Las opiniones

Francisco Bernate Abogado Penalista
“Si hubo detrimento, la sanción de la Contraloría puede ser fiscal, el tema puede trascender al terreno penal si se comprueba que hubo sobrecostos. En este caso, podríamos hablar de peculado por apropiación”

Juan Manuel Galán
Senador de la República

“Celebro que la Contraloría ratifique la veracidad de mis denuncias ya que se comprueba que la Aerocivil pudo contratar la construcción de la torre por aproximadamente $20.000 millones”

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.