Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 12 de abril de 2019

David Alexánder Álvarez Cárdenas fue trasladado desde Ibagué hasta la penitenciaría para mujeres de la capital del país

La resolución 1000 del 9 de abril pasado, emitida por la dirección del Inpec, ha despertado inquietud entre las guardianas de la cárcel El Buen Pastor de Bogotá y en las internas del penal por cuenta de la llegada a ese reclusorio del capitán David Alexánder Álvarez Cárdenas quien fue trasladado de Ibagué.

El documento oficial relaciona 107 traslados autorizados por el director de la entidad, general William Ruiz Garzón, y cuenta con las firmas, entre otros, del director de Custodia y Vigilancia, el teniente Manuel Quintero, y la subdirectora de Talento Humano, Luz Myrian Tierradentro (así escrito).

El anuncio del traslado prendió las alarmas toda vez que sobre Álvarez Cárdenas pesa un historial de denuncias por malos tratos y abuso de autoridad desde hace varios años, conforme lo reseña una carta que le dirigieron al propio general Ruiz, a la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, y al defensor del Pueblo, Carlos Negret, y que lleva como referencia “Comunicado de urgencia”.

La misiva fue suscrita por la fundación Movimiento Cárceles al desnudo y entregada en las últimas horas a los mencionados servidores públicos. La primera mención que hacen es sobre la denuncia de diciembre de 2017 hecha por las internas del comité de Derechos Humanos de El Buen Pastor.

“Resulta oportuno manifestar que durante los años de vigilancia a cargo del capitán, se denunciaron constantes maltratos psicológicos y abusos de autoridad con exposiciones públicas de las internas, conducta que desde todo punto de vista demuestra la extralimitación de sus funciones”, advierte un aparte de la misiva.

En contra del capitán también figuran denuncias hechas por funcionarias del cuerpo de custodia quienes lo han acusado por acoso y persecución laboral. Fuentes del Inpec señalaron que, pese a que en los pabellones se conoce del actuar de Álvarez Cárdenas, nunca ha sido objeto de una investigación disciplinaria de rigor.

Esta versión concuerda con lo expuesto en la carta de la organización que expone que “la fecha no se evidencia una investigación disciplinaria de rigor, que busque sancionar las conductas entredichas y realizadas por el capitán”.

Las actuaciones irregulares del funcionario del Inpec también datan de cuando fue asignado a la cárcel de Palo Gordo, en Girón (Santander), donde cinco guardianes lo inculparon de acoso sexual. Por esas denuncias, el entonces inspector de la entidad carcelaria, Humberto Flórez, habló de los señalamientos en contra de Álvarez.

En el informe disciplinario del tercer trimestre del año pasado, que fue suscrito Herman de Jesús Zapata, quien fungía como jefe encargado de la oficina de Control Interno del Inpec, aparece el nombre del capitán en una relación de los procesos disciplinarios que se siguen en contra de los empleados de la entidad.

Según el documento, el radicado 2625-14 corresponde a Álvarez Cárdenas David Alexánder y ya tiene fallo de primera instancia. Un dato que, al parecer, omitió la dirección del Inpec y la oficina de Talento Humano.

Se espera que en las próximas horas el Inpec se pronuncie de manera oficial frente a si mantienen al uniformado o lo reubican de penal.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.