Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Jueves, 6 de septiembre de 2012

En la Universidad del Rosario, el mayor General Rodolfo Palomino, la senadora Gilma Jiménez y el ex canciller Camilo Reyes, examinaron ayer la fórmula del desarme en las ciudades para enfrentar la inseguridad que agobia a la mayor parte de las capitales colombianas.

El objetivo del encuentro fue analizar la posibilidad de diseñar e implementar, desde los tópicos políticos, económicos, jurídicos e internacionales, una política pública de desarme en Colombia.

En el evento intervinieron, además, María Victoria Llorente, directora ejecutiva de la Fundación Ideas para la Paz; Rubén Ramírez, director del Centro de Estudio en Convivencia y Seguridad Ciudadana de la Secretaría de Gobierno de Bogotá; Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos y Viviana Manrique, directora del Observatorio de Drogas Ilícitas y Armas de la Universidad del Rosario.

Partiendo del hecho de que el comercio, la producción y la utilización legal o ilegal de armas ligeras y pequeñas, es una de las amenazas más graves a la seguridad, los expertos analizaron establecer políticas que permitan controlar el fenómeno partiendo de la opción del desarme como herramienta para disminuir los homicidios y como iniciativa para una sociedad más democrática.

“Grandes ciudades como Bogotá, Cali, Medellín y Pereira han desarrollado diversas campañas para el desarme de la población civil; sin embargo, no bastan esfuerzos locales desarticulados y con frecuencia esporádicos”, señaló Viviana Manrique de la Universidad del Rosario, quien fue una de las expositoras en el evento.

Gilma Jiménez
Senadora

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.