Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co jueves, 11 de febrero de 2021

La Contraloría General de la República destacó que el sistema de salud carcelario no respondió de manera oportuna frente al covid-19

La Contraloría General de la República identificó 223 hallazgos administrativos en la gestión del Inpec y de la Uspec, tras hacer varias auditorías financieras y de cumplimiento que están afectando la operación de las entidades.

Puntualmente lo que se encontró fue:

1. En la auditoría de cumplimiento realizada a Inpec - Uspec se identificaron 131 hallazgos administrativos, de los cuales 45 tienen presunta incidencia disciplinaria, uno connotación penal, y 15 son de carácter fiscal.

2. En el caso de la auditoría financiera a la Uspec hubo 22 hallazgos administrativos de los cuales cuatro tienen presunta incidencia disciplinaria y 1 de carácter fiscal.

3. En la auditoría financiera del Inpec fueron 70 hallazgos administrativos, de los cuales cuatro tienen presunta incidencia disciplinaria y otro más para el inicio de indagación preliminar.

La Contraloría destacó uno de los tantos hallazgos contra el Inpec, por la gravedad del caso, y fue el de presuntas fallas del servicio, con pretensiones por $1,1 billones a junio de 2020.

Así mismo, hicieron la advertencia de que "el sistema de salud carcelario no respondió de manera oportuna, adecuada y suficiente para mitigar los efectos de la pandemia del covid-19".

Uno de los ejemplos que pusieron para explicar la deficiencia en este tema es que la Emergencia Sanitaria se declaró en marzo de 2020, los primeros casos de contagio se presentaron en la Cárcel de Villavicencio en la primera semana de abril, pero las muestras iniciales se tomaron hasta el 27.

"Además, la toma de muestras (22.841) fue reducida frente a una población que, en promedio, de marzo a agosto, se ubicó en 111.192 internos. Ello significa que cerca de 79,5% de la población reclusa permanece sin toma de muestras", enfatizan en el infome.

A este escenario se suma que no hay personal en el Sistema de Salud Penitenciaria, que un buen porcentaje del personal médico trabaja por prestación de servicio o a medio tiempo y que algunas cárceles no tienen atención médica ni odontológica permanente.

"En la cárcel de Villavicencio, donde se dieron los mayores niveles de contagio, solo tienen una enfermera y una auxiliar de enfermería en el área de sanidad", puntualizaron.

Por último, destacaron fallas en la ejecución del presupuesto del Inpec, identificando muy bajas asignaciones. "Particularmente, es baja la ejecución de los recursos de inversión. En este caso, si bien se comprometieron 86,7% de los mismos, sólo se obligaron y pagaron 40,4%", explicó el organismo.

Sobre este tema llama la atención esta grave anotación que hizo el organismo: "La Contraloría emitió opinión contable negativa por los hallazgos encontrados y originados en el proceso de conciliación y cruce de información entre las dependencias del mismo Inpec y su área contable, ya que existen partidas conciliatorias que no se han registrado contablemente al no contar con documentos soporte, situación que genera incertidumbre en los saldos".

Aseguraron que la depuración de las cifras de los estados contables no se está haciendo de manera correcta, por lo que se ven fallas o deficiencias en los saldos de las cuentas bancarias, créditos judiciales y pasivos contingentes, "lo que impide que se conozca la realidad financiera de la entidad".

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.