Colprensa Jueves, 19 de diciembre de 2013

La Procuraduría General de la Nación, mediante decisión de primera instancia, destituyó e inhabilitó por 15 años a Alfonso Mantilla Rodríguez, en su calidad de subdirector administrativo y financiero y director general encargado de la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS). 

De acuerdo con la Procuraduría, Mantilla Rodríguez suscribió varios contratos de prestación de servicios en enero y marzo de 2008 con su hija, hecho que califica como causal de inhabilidad para dichos contratos.

En primera instancia del Ministerio Público también suspendió e inhabilitó por 10 meses al señor Héctor Murillo, en su calidad de director general de la Corporación por la celebración del citado contrato.

Para el órgano de control “la contratación de la hija de un directivo de la entidad implica el desconocimiento de los principios de moralidad y de igualdad administrativa y de transparencia, economía y responsabilidad contractual”.

La defensa de Héctor Murillo interpuso recurso de apelación que será resuelto por la Sala Disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación.