Bloomberg

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters viernes, 24 de enero de 2020

El acusado, Iván Reyes Arzate, se declaró inocente de tres cargos de conspiración en una audiencia en Brooklyn, Nueva York

Fiscales estadounidenses acusaron el viernes a un excomandante de la policía federal mexicana de aceptar cientos de miles de dólares en sobornos de cárteles mexicanos de la droga para ayudarlos a enviar cocaína a Estados Unidos, en un caso relacionado con el encarcelado narco Joaquín "El Chapo" Guzmán.

El acusado, Iván Reyes Arzate, se declaró inocente de tres cargos de conspiración en una audiencia en Brooklyn, Nueva York, dijo un portavoz del fiscal federal Richard Donoghue.

Reyes estuvo arrestado en el Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn, donde cumplía una pena de 40 meses por cargos de obstrucción en un caso en Illinois. El acusado iba a ser puesto en libertad el 27 de enero y luego deportado a México, antes de que un gran jurado federal lo procesara el jueves por cargos de conspiración.

Cada cargo conlleva una pena mínima de prisión obligatoria de 10 años, y los fiscales quieren que sea sometido a detención permanente, tras calificarlo de "riesgo de fuga significativo". El acusado regresó a custodia federal tras la audiencia.

Un abogado de Reyes no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios por parte de Reuters.

Los fiscales sostienen que Reyes recibió sobornos del cártel "El Seguimiento 39" -formado por un supuesto ciudadano estadounidense conocido como "Zeta 39"- a cambio de ayudar a proteger sus actividades de tráfico de drogas.

En tanto, múltiples testigos que cooperaron, dijeron que otros cárteles, como el de los hermanos Beltrán Leyva, también pagaron sobornos a Reyes por su ayuda, según fiscales.

Reyes trabajó de 2003 a 2016 en la Unidad de Investigación Sensible de la policía federal mexicana, y de 2008 a 2016 fue su oficial de mayor rango, lo que lo convirtió en el principal contacto para compartir información con la fuerza pública estadounidense.

Los fiscales dijeron que el caso de Reyes estaba "presuntamente relacionado" con otros casos en Brooklyn contra "El Chapo" Guzmán y Genaro García Luna, un exalto funcionario de seguridad mexicano, porque los hechos surgieron de los mismos esquemas, transacciones y eventos criminales.

Guzmán está cumpliendo cadena perpetua sin libertad condicional tras ser condenado el año pasado. Y, a principios de enero, García Luna se declaró inocente de aceptar millones de dólares en sobornos para permitir que el Cártel de Sinaloa, de Guzmán, opere impunemente.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.