Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters miércoles, 25 de septiembre de 2013

Autoridades estadounidenses y británicas multaron el miércoles a Icap, la correduría de intermediación más grande del mundo, y acusaron a tres exempleados de la firma por su responsabilidad en el escándalo de manipulación de la tasa referencial Libor.

La manipulación de una tasa que sirve como parámetro para contratos financieros en todo el mundo puso al descubierto fallas entre reguladores y jefes de bancos. Tres prestamistas recibieron multas en conjunto por US$2.600 millones y decenas de instituciones y operadores resultaron vinculados por el escándalo. La multa para Icap fue de US$87 millones.

El Departamento de Justicia de EE.UU. acusó al residente de Nueva Zelanda Darrell Read junto a Daniel Wilkinson y Colin Goodman, ambos de Inglaterra, de fraude y conspiración por los hecho de Icap.

Simultáneamente, la Comisión de Comercialización de Futuros de Materias Primas de Estados Unidos (Ctfc) y la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (FCA) ordenaron a la unidad de Icap en Europa (IEL) pagar US$65 millones y US$22 millones, respectivamente, para cerrar acusaciones de proceder inadecuadamente.

“Lamentamos profundamente y condenamos enérgicamente la acción inexcusable de corredores que buscaron ayudar a ciertos operadores bancarios en sus esfuerzos por manipular la Libor”, dijo el presidente ejecutivo de Icap, Michael Spencer, en un comunicado.

Icap es el primer operador interbancario en ser sancionado en el caso de la tasa interbancaria de Londres, un referencial que se utiliza para cotizar billones de dólares de productos como derivados e hipotecas en el mundo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.