Colprensa Martes, 22 de octubre de 2013

Ante la posibilidad de que se suspendan los diálogos de paz, por cuenta de los comicios electorales de 2014, el político conservador, Álvaro Leyva Durán envió una carta a las comisiones negociadoras de paz del Gobierno y de las Farc proponiendo la declaratoria de un armisticio, como primer paso para empezar a concretar la paz.

Este armisticio, consistiría en un cese de hostilidades entre las partes que permita hacer cosas como el desminado de los campos colombianos y sea el inicio de una paz estable y duradera. Luego de reconocer que sí ha estado en La Habana, Cuba, reuniéndose con los negociadores de las Farc, Leyva Durán, expresó que en la carta, solicita que la contienda electoral que, según él “ya comenzó de manera informal”, no sea vinculada de ninguna manera en el proceso de paz.

El político conservador respondió algunas preguntas:

¿Es el hecho de que el proceso de paz coincida con el electoral un motivo para ponerle una pausa?
Que coincidan en términos de tiempo, por sí solo, no es un problema. El problema está en que se vinculen los temas del proceso de paz, con el proceso electoral. Tal es el caso del punto seis de la agenda, que habla sobre los mecanismos de refrendación, que ya está generando revuelo en la política nacional.

La cuestión no está en si se suspende o no el proceso de paz, sino en que se necesita establecer reglas claras para que el proceso se mantenga en funcionamiento sin importar quién sea el sucesor del presidente Juan Manuel Santos. Lo que no se puede hacer es matar el proceso de paz, con el protexto del espanto que les produce el proceso electoral.

¿Qué condiciones contendría este armisticio?
Hay una institución en las Naciones Unidas que es el Departamento de Operaciones para el Mantenimiento de la Paz, que tiene una vasta experiencia en el tema de los armisticios. Sin embargo, para que esa entidad pueda entrar en operación se deben establecer entre las dos partes, las condiciones para mantener ese armisticio.

Hay que tomar en cuenta que éste es un término que nunca antes se había usado en Colombia. Siempre se hablaba de “cese al fuego” o “cese de hostilidades”. El armisticio es una condición permanente.

¿Qué efectos prácticos tendría este armisticio durante la época electoral?
Lo mejor que se puede hacer durante ese período de armisticio es comenzar con el desminado del país. La idea es que las Farc digan dónde están sembradas la mayor parte de las minas antipersona y que poco a poro, con la ayuda de ONG’s internacionales se vaya llevando a cabo el desminado.

La idea es que con lo que se haga durante el armisticio se produzcan efectos que no tengan reversa, de tal modo que, que ante la llegada de un nuevo Jefe de Estado, éste no se atreva a quitarle al país la posibilidad del desminado y de la paz definitiva.