Colprensa Sábado, 14 de diciembre de 2013

El pasado 10 de diciembre, día internacional de los Derechos Humanos, Uruguay legalizó el consumo controlado de marihuana.

La decisión adopta un modelo de política pública con el cual se busca tratar a quienes tengan problemas de adicción con las drogas y permitir que los usuarios adquieran el producto en distintos lugares.

El secretario general de la Junta Nacional de Drogas del Uruguay, Julio Calzada, aseguró que el modelo adoptado no es exportable y que esta decisión no se tomó a la ligera pues desde hace mucho tiempo en el Uruguay no se penalizaba el consumo de esa sustancia.

“Con esta decisión, Uruguay ha dado un paso trascendente en materia de política pública en materia de drogas para el bienestar social y de la salud de nuestro país. La nueva herramienta tiene tres aspectos fundamentales: primero, en nuestro país el uso de drogas no está penalizado desde hace ya muchos años, hasta el día martes estábamos haciendo los actos preparatorios para no penalizar lo que se les prohibía a 150.000 uruguayos, la posibilidad de adquirir algo que están autorizados a hacer”, dijo el funcionario. La utilidad de esta herramienta es que “la ley apunta a desestructurar el mercado negro de cannabis para quitar la razón de ser del narcotráfico, que no es otra que el rédito económico y la gran tasa de rentabilidad que tiene; la normativa que hemos hecho no liberaliza el mercado sino que lo regula”.

“Tenemos la mayor confianza de que esta será una herramienta que va a contribuir en el Uruguay y no en otros lugares”, concluyó.