Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co viernes, 25 de octubre de 2019

Kits electorales, proceso de escrutinio y biometría son lo que más le cuesta a la Registraduría en los próximos comicios locales

Ya está casi todo listo para que 36,6 millones de colombianos ejerzan su voto en unas elecciones regionales que, según la Registraduría Nacional, tendrán un costo aproximado de $819.220 millones, lo que representa una cifra muy superior a los $434.000 millones que se destinaron en los anteriores comicios.

“El costo de las elecciones corresponde a todas las actividades preparatorias y logísticas del proceso. Hay que tener en cuenta que la primera actividad que adelantamos fue desde octubre de 2018 cuando se realizó la inscripción de ciudadanos”, manifestó a AL el Registrador Nacional, Juan Carlos Galindo, quien ayer instaló la Misión de Observación Internacional, la cual hará una verificación de las elecciones.

Ese presupuesto, que es asignado directamente por el Ministerio de Hacienda, se divide en dos partes. Por un lado, el organismo contempla un valor de $147.567 millones (18,1% del total) para todo lo que tiene que ver con los gastos de personal, es decir, los relacionados con las horas extras, la prima de traslado y la logística, entre otros, mientras que para el rubro de la adquisición de los bienes y servicios necesarios para llevar a cabo la contienda electoral se prevén otros $671.621 millones (81%).

LOS CONTRASTES

  • Juan Carlos GalindoRegistrador Nacional

    “El proceso empezó desde el año pasado. Por ejemplo, el recurso de biometría para las 14.500 estaciones que van a desplazarse en 190 municipios del país tiene un costo de $81.248 millones”.

En la adquisición de bienes y servicios, el mayor gasto se irá para los 107.305 kits electorales que se distribuirán a lo largo del país para cubrir un total de 11.590 puestos de votación. Estos, que incluyen las tarjetas electorales y los respectivos formularios, tendrán un costo de unos $207.400 millones.

Después, se encuentra el valor que se le destinará al proceso de preconteo, escrutinio y digitalización una vez que el domingo cierren las urnas, que asciende a $197.341 millones. Luego aparecen los $81.248 millones que se le destinan a las 14.500 estaciones de biometría que se instalarán al ingreso de los puestos de votación en 190 municipios del país.

De otro lado, la logística de inscripción de cédulas de los votantes que se cerró el pasado 27 de agosto tuvo un costo de $66.572 millones; el plan de comunicaciones de la Registraduría en este proceso electoral vale otros $41.879 millones; y la parte de la verificación y divulgación de los resultados y la seguridad de la información el próximo domingo cuesta $30.081 millones.

Por último, en el rubro de ‘otros’, en el que se incluyen los gastos destinados a los jurados de votación o a las auditorías, se designaron unos $21.113 millones; en el de los viáticos y gastos de viaje y capacitación electoral $20.847 millones; y para el plan de medios del organismo se contemplan $5.160 millones. A pesar de que el valor de las elecciones locales se incrementó casi por cuatro, esta cifra todavía está lejos de los $1,2 billones que costaron las presidenciales de 2018.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.