Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co Domingo, 15 de diciembre de 2013

Todas las encuestas muestran que el porcentaje de entrevistados indecisos para las elecciones presidenciales de 2014 se reduce conforme pasan las semanas. Sin embargo, no se había visto en la historia de Colombia, por lo menos desde que existen estas mediciones, que antes de unas votaciones para elegir al mandatario del país, la mitad de los ciudadanos no prefiriera ninguno de los candidatos.

Analistas y expertos atribuyen las causas de este histórico índice de ciudadanos sin candidato al desconocimiento de los postulados, los golpes de opinión al Gobierno de Juan Manuel Santos en temas agrarios y en la disputa con Nicaragua, la incertidumbre de los diálogos con las Farc en Cuba y la falta de jugadores políticos en la baraja electoral.

El profesor de la Facultad de Ciencia Política de la Universidad de los Andes, Felipe Botero, asegura que lo que muestra el constante cambio de los números es la indecisión de los ciudadanos.

“Lo que da a conocer la volatilidad de las cifras es la incertidumbre del panorama en las encuestas. Por ejemplo, que el candidato de la Alianza Verde, Antonio Navarro, ahora vaya a las elecciones parlamentarias es muestra de que aún no están definidos los actores para la Presidencia”, indica Botero.

Para los analistas, es claro que la actual condición de los encuestados para las elecciones de mayo de 2014 es distinta a lo que han vivido candidatos a la Presidencia en periodos electorales anteriores. Javier Restrepo, director de Estudios de Opinión de Ipsos Napoleón Franco, explica el cuadro actual de los comicios es como una partida de póker para los actores políticos .

“Generalmente, en las elecciones presidenciales los candidatos tienen un arranque, un caudal de votantes que tienen de antemano, el resto de la partida consiste en convencer a los posibles electores de los demás competidores para que den su voto. Pero ahora, aunque todos los candidatos tienen un caudal electoral definido, tienen que convencer a los que no han apostado por nadie. Tienen que hacer que quienes no están en la mesa entren al juego”, dice Restrepo.

Jorge Londoño, gerente de Invamer Gallup, afirma que si bien no había visto un porcentaje tan alto de personas que eligieran el voto en blanco, lo que ocurre generalmente en estos casos es que disminuyan las cifras hasta llegar a dos puntos porcentuales.

“Tradicionalmente, cuando faltan seis meses para las elecciones, el porcentaje de indecisos es cerca de 20%. Pero se debe a que la mitad de la gente desaprueba la gestión del presidente Santos y dentro de ese grupo hay desconocimiento de los demás candidatos. Yo creo que lo más probable es que el voto en blanco vaya bajando y termine en 2%”, dice Londoño.

En cuanto a la imagen de los candidatos y la relación de los índices de intención de voto con las publicaciones de los medios de comunicación, César Valderrama, director general de Datexco, explica que la cantidad de noticias hace que los colombianos cambien de opinión con facilidad y con frecuencia.

“En Colombia la gente olvida muy rápido, como pasan tantas cosas en tan poco tiempo las personas las olvidan o las dejan de lado. El caso más claro es el de Nicaragua, que afecta la imagen de los candidatos si lo medios publican sobre el caso, de lo contrario no. En ese sentido, lo que esté altamente expuesto es sobre lo que la población hace conciencia. Hoy es muy prematuro poder identificar y entender cómo va a terminar siendo el proceso electoral, pero pienso que la baraja se va a mover”, asegura Valderrama.

En lo que concuerdan los expertos es que tanto las campañas electorales de los candidatos, como el registro y análisis de las encuestas, deben adaptarse a la manera de informarse de los ciudadanos.

Las opiniones

Javier Restrepo
Director de estudio de opinión de Ipsos Napoleón Franco

“Me devolví a los archivos del año 1998 y encontré que siempre hay indecisión, sobre todo al comienzo, pero nunca hemos visto que más de la mitad de los encuestados no tenga claro por quién va a votar. Eso es muy curioso”. 

César Valderrama
Director general de la encuestadora Datexco
“La verdad no veo tan claro que el voto en blanco cobre una fuerza significativa porque eso implica un esfuerzo importante de la población para sentar su voz de protesta, y la estructura política y los hábitos del colombianos no han sido esos”.

Jorge Londoño
Gerente de la firma de encuestas Invamer Gallup

“Conforme vayan acercandose las elecciones va a ir reduciéndose el porcentaje de personas que votan por el voto en blanco. No soy de los que cree que esa cifra vaya a permanecer constante en el tiempo”.