Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Lunes, 9 de diciembre de 2013

La audiencia en la que la Fiscalía General de la Nación imputaría cargos y pediría medida de aseguramiento en contra del concejal Ómar Mejía Báez, tuvo que ser aplazada debido a que el cabildante se abstuvo de asistir al complejo judicial de Paloquemao, aduciendo causas personales.

A través de una carta que el dirigente político conservador envió al juez delegado del caso, solicitó que la diligencia se reprogramará para el próximo 21 de enero argumentando que necesitaba más tiempo para estudiar, junto con su abogado, las razones por las cuales fue vinculado al ‘Carrusel de la contratación’ en Bogotá.

Mejía Báez fue citado por la Fiscalía General de la Nación porque habría recibido dineros para favorecer el trámite del contrato de ambulancias de 2009. El caso es llevado dentro de la acusación del exsecretario de Salud Héctor Zambrano.

En su momento, el vicefiscal general, Jorge Perdomo, manifestó que Mejía Báez habría cometido el delito de cohecho propio por su presunta recepción de coimas y pagos de parte del entonces secretario de Salud para el trámite del contrato de ambulancias.

También serán llamados a interrogatorio los concejales Wilson Duarte y Antonio Sanguino porque la Fiscalía tiene serios indicios de la posible existencia de la promesa de remuneración de parte de los contratistas Julio Gómez y Emilio Tapia para evitar controles políticos en lo que tiene que ver con la ejecución del contrato del IDU de la malla vial del año 2008 y 2009.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.