El senador Benedetti es el coordinador ponente

Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co martes, 15 de diciembre de 2020

Tras aprobación de la Cámara, al cierre de esta edición, la plenaria del Senado discutía la iniciativa en último debate

Luego de que la plenaria de la Cámara de Representantes aprobara el fin de semana, en segundo debate, el articulado del proyecto de ley por el cual se crea el nuevo Código Electoral, la plenaria del Senado empezó ayer la discusión de la iniciativa.

Aunque el proyecto tendría tiempo para ser votado en marzo del próximo año, cuando se reanuden las sesiones ordinarias del Congreso, el Senado intentará sacar adelante esta iniciativa en lo que resta de este año. Cabe recordar que las vacaciones del órgano legislativo empiezan en dos días, por lo que debería quedar listo entre hoy y mañana, a menos que el Gobierno convoque a sesiones extraordinarias.

El texto de la ponencia para segundo debate cuenta con 271 artículos y recoge varias modificaciones sobre los temas que han generado más polémica alrededor de la iniciativa.

Uno de ellos es la no inclusión del artículo 28, que creaba en cada departamento dos cargos de delegados seccionales en el Registro Civil e Identificación. En la misma línea, se excluyó de la ponencia las facultades extraordinarias que se le otorgaban al presidente de la República, en este caso Iván Duque, para hacer modificaciones a la estructura y la planta de la Registraduría y el Consejo Nacional Electoral.

Asimismo, se eliminaron las facultades que se le entregaban al registrador nacional, en este caso Alexander Vega, para determinar una serie de cargos de libre nombramiento y remoción. Esto, de acuerdo con la oposición, iba en detrimento de la carrera administrativa.

En caso de que la plenaria del Senado no logre aprobar la totalidad de los artículos entre hoy y mañana, la discusión del proyecto se retomaría en marzo. Esto, sin embargo, llevaría a una demora en la implementación de esta reforma, pues vale la pena recordar que, por tratarse de una ley estatutaria, la Corte Constitucional deberá hacer control automático antes de que el texto pase a sanción presidencial.

Cabe recordar que desde el Gobierno hay premura por la aprobación de esta norma, lo que quedó en evidencia con el mensaje de urgencia con el que fue radicado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.