Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa lunes, 17 de diciembre de 2018

Corficolombiana era la dueña de Episol, firma que tenía 33% de participación del Consorcio Ruta del Sol, Consol.

El Tribunal de Cundinamarca en su fallo contra Odebrecht le puso a la lupa al expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo, actualmente en etapa de juicio por el escándalo de los sobornos de la firma brasileña. Según se infiere del documento el exfuncionario de la firma fue pieza clave para girar los pagos de las coimas.

Corficolombiana era la dueña de Episol, firma que tenía 33% de participación del Consorcio Ruta del Sol, Consol. Se estipuló que este consorcio tendría un gerente de ingeniería que debía ser nombrado por Episol y entres sus funciones estaría el manejo de la caja para hacer posible cualquier pago a terceros.

El gerente designado para esta labor fue Mauricio Millán Drews, quien además era el presidente de Episol. Consta en el expediente que “los pagos que autorizó José Elías Melo Acosta para que fueran realizados por Millán Drews (…) se ubican en el contexto del reembolso que Episol debía hacer a las sociedades Odebrecht concernidas con ocasión del soborno que estas últimas le pagaron a Gabriel Ignacio García Morales”.

Con esta afirmación hecha desde el Tribunal de Cundinamarca se ratifica que las coimas pagadas para la adjudicación del contrato se pagaron camuflados en presuntos trabajos que le atribuían a la obra.

Millán Drews les dijo a las autoridades que en la fase de ejecución del proyecto y siguiendo las órdenes de Melo Acosta se autorizaron pagos a las empresas del grupo Odebrecht para los que no se encontraba justificación, pero a raíz de las instrucciones impartidas por el presidente dela firma procedió a ejecutarlos.

En una declaración que Luiz Antonio Bueno, exdirector para Colombia de la firma brasileña, entregó a la Fiscalía también es recopilada por los magistrados del Tribunal y en la sentencia se lee que en ese testimonio se corrobora que entre Melo y Bueno se acordó que se dividirían los costos a lo largo del proyecto.

El Tribunal trajo a colación una declaración del exsenador Otto Bula sobre el conocimiento que de los sobornos tenía el expresidente de Corficolombiana, firma que hace parte del emporio del Grupo Aval.

Al hacer referencia a algunos pagos hechos en esta cadena de sobornos, Bula manifestó que “de las coimas sabían tanto la sociedad Concesionaria como sus socios. El representante legal de Corficolombiana era José Elías Melo quien autorizó con su visto bueno los pagos, dado que el dinero estaba en la Fiducia de Corficolombiana”.

Melo es procesado por los delitos de cohecho por dar u ofrecer e interés indebido en la celebración de contratos y se espera que en enero se inicie el juicio en su contra con la declaración de tres exfuncionarios de alto nivel de la firma brasileña.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.