Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Jhon Guzmán Pinilla

sábado, 1 de julio de 2017

Los analistas, el Gobierno y hasta algunos miembros de la Junta Directiva del Banco de la República están de acuerdo en que la tasa de interés del Emisor debe seguir la tendencia a la baja, como había sucedido entre enero y mayo de este año.

Ayer, en la última reunión de la Junta, el Emisor redujo la tasa en 50 puntos básicos, una decisión que se tomó por la presión de diferentes datos macroeconómicos, como, por ejemplo, las cifras en las encuestas de expectativas y las proyecciones de crecimiento.

Tras este movimiento, los tipos de la política monetaria quedaron en 5,75%, lo que muestra que el Banco de la República terminó priorizando el aumento de la economía, sobre otros indicadores.

Sergio Olarte, jefe de investigaciones de BTG Pactual, afirmó que “por el lado del crecimiento, la expectativa era bajar 50 puntos básicos, específicamente por la dinámica de la economía y algunos datos como la producción industrial, comercio al por menor, y confianza industrial y al consumidor”.

Precisamente, el crecimiento, que es la mayor preocupación de los expertos y analistas, solo creció 1,1%, en el primer trimestre, nivel que no se veía desde hace ocho años (2009).

Así las cosas, las proyecciones de incremento han venido disminuyendo en el primer semestre. El Gobierno Nacional, que es el más optimista, bajó la cifra de 2,5% a 2,3%; para el Fondo Monetario Internacional (FMI) también está en 2,3%; la Ocde apuesta por 2,2%; el Banco Mundial, por 2%; y el Banco de la República, por 1,8%.

Roberto Junguito, exministro de Hacienda, dijo que la economía está muy desacelerada. “El Gobierno quiso una disminución de 50 puntos, pero seguro hubo otros miembros de la Junta directiva, digamos los más ortodoxos que siempre le dan más importancia a la inflación”, por lo que seguro hubo un choque de fuerzas.

También es importante tener en cuenta que el Índice de Confianza del Consumidor se ubicó en -16,9% en mayo, lo que refleja la baja demanda que tienen en estos momentos los colombianos.

La posibilidad de bajar solo 25 puntos básicos estaba influenciada, según Olarte, “por las cifras de inflación y el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos, que todavía está por encima de 4% del PIB, lo cual es preocupante”.

Y es que los datos de inflación no han permitido, en algunas ocasiones, bajar más de 25 puntos básicos e impulsar la economía por el lado del consumo, generando mayor crecimiento en el PIB. La variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) cerró mayo en 4,37%, de acuerdo con el informe del Dane.

Además, la encuesta de expectativas del Banco de la República, para junio, indica que la inflación cerraría en 4,37% en diciembre, y sin alimentos en 4,61%. En el sondeo de Citibank, las expectativas indican que la variación del IPC sería de 4,39%, según 25 entidades de mercado.

Munir Jalil, economista jefe de la Región Andina del Citibank, sostuvo que “tenemos una inflación que ha venido moviéndose en la dirección correcta porque ha caído. Pero la disminución ha sido en los precios de los alimentos y eso está bien, pero pensando a futuro, y en lo que tiene que ver más con el Emisor, este no controla los precios de los alimentos, sino que los otros rubros o medidas de inflación que están por encima de 5% actualmente”.

Precisamente, estos dos puntos, inflación y crecimiento, son los dos temas que seguro tuvieron en mente los siete miembros de la Junta del Banco de la República.

En el comunicado, el Emisor dio a conocer que “la información para el segundo trimestre de ventas al por menor, de confianza de los consumidores y de la encuesta mensual de expectativas económicas indica un crecimiento del consumo más débil que lo estimado”.

La tasa de 5,75% es la más baja que ha tenido el Banco en lo corrido del año y su efecto se sentiría a final de este año.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.