Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Liliana Hoyos Celis jueves, 25 de junio de 2015

Antes de aproximarnos a una definición de estabilidad laboral reforzada, vale la pena advertir que no se trata de un derecho contenido en norma alguna, sino de un principio que ha tenido un desarrollo jurisprudencial, con ocasión a la protección al derecho fundamental al trabajo contenido en el artículo 53 de la Constitución política de Colombia.

En general el derecho a la estabilidad laboral consiste en la garantía que tiene todo trabajador a permanecer en el empleo y a obtener los correspondientes beneficios salariales y prestacionales, incluso contra la voluntad del patrono, si no existe una causa relevante que justifique el despido. 

¿Para qué sirve la estabilidad laboral reforzada?

 La aplicación del principio de estabilidad laboral reforzada, tiene como objeto garantizar el derecho al trabajo de aquellas personas que por su condición se encuentren en estado de vulnerabilidad manifiesta, obligando al empleador a garantizar su continuidad laboral aun en contra de su voluntad, lo que nos lleva a que el trabajador no pueda ser despedido sin que medie una justa causa para su despido.

¿La estabilidad laboral reforzada es aplicable a todo todas las modalidades de contrato laboral?

Sí, la estabilidad laboral  es aplicable a todo tipo de contratación laboral; frene al particular, la Corte Constitucional en la Sentencia C-470 de 1997, manifestó:

“Para esta Corte, la garantía de la estabilidad en el empleo cobija todas las modalidades de contratos, incluidos los que suscriben las empresas de servicios temporales, los cuales tienen, en principio, una vigencia condicionada al cumplimiento pactado o a la finalización de la obra. Lo anterior, por cuanto el principio de estabilidad en el empleo se predica de todos los trabajadores, sin distingo de la naturaleza del vínculo contractual, en tanto lo que se busca es asegurar al empleado la certeza mínima de que el vínculo laboral contraído no se romperá de manera abrupta y sorpresiva, de manera tal que este no quede expuesto, en forma permanente, a perder su trabajo y con él los ingresos que permiten su propio sustento y el de su familia, por la decisión arbitraria del empleador”.

¿Es eficaz el despido de una persona cobijada por el  principio de  estabilidad laboral reforzada cuán se le cancelan todas las sanciones e indemnizaciones establecidas en la norma laboral?

No, téngase en cuenta que los trabajadores sólo pueden ser despedidos cuando medie justa causa para ello, y en especial cuando se trata de trabajadores que se encuentren inmersos en vulnerabilidad manifiesta, de tal suerte que no por el hecho de pagar las indemnizaciones de ley, adquiere validez el despido, por cuanto frente a este tipo de trabajadores, el despido vulnera derechos fundamentales, frente al despido de trabajadores inmersos en vulnerabilidad manifiesta, de tal suerte que el pago de las indemnizaciones contempladas en la ley laboral  NO otorga, por sí, eficacia al despido o terminación del contrato laboral, pagar la indemnización no convierte el despido en legal,  procediendo el reintegro del trabajador al mismo empleo u otro de igual o superior nivel, que esté acorde con su situación.

¿Mediante qué acción pueden los trabajadores que gozan de estabilidad laboral reforzada  solicitar su reintegro?

La tutela es la acción idónea para solicitar el reintegro a sus labores de trabajadores que encontrándose con estabilidad laboral reforzada han sido despedidos por sus empleadores.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.