Colprensa Lunes, 16 de abril de 2018

Jorge Pretelt es investigado por presunta corrupción en el trámite de una tutela que instauró la empresa Fidupetrol.

En la sala de audiencias de la Corte Suprema de Justicia se desarrollará este martes la última sesión del alegato final de la defensa del exmagistrado Jorge Pretelt, quien es investigado por presunta corrupción en el trámite de una tutela que instauró la empresa Fidupetrol.

El caso en mención tiene que ver con la condena en contra del exgobernador de Casanare, Witman Herney Porras, contrato sin el cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación, relacionados con la inversión que hizo su administración de $63.000 millones en fiducias de alto riesgo, entre las que estaba la empresa Fidupetrol.

Por estos hechos el exgobernador fue condenado a 18 años de prisión y una multa de $45.000 millones, sentencia en la que se determinó que Fidupetrol debía reintegrar $25.000 millones a la Gobernación como pago solidario.

La petrolera instauró la tutela, la cual fue negada porque en octubre de 2014 el magistrado ponente, Mauricio González, consideró que no hubo ningún derecho fundamental que hubiera sido vulnerado.

Sin embargo, el abogado de la empresa, Víctor Pacheco, denunció que sostuvo una reunión con el magistrado Jorge Pretelt, en la que se habría acordado el pago de un soborno de $500 millones.

El delito no existió

En su alegato final, Abelardo de la Espriella, abogado defensor de Pretel, solicitó declarar inocente del delito de concusión al exmagistrado, por cuanto dicha conducta nunca se desarrolló.

De la Espriella explicó que Pacheco mintió cuando denunció que había sostenido una reunión con Petrelt, en su vivienda ubicada en el Edificio Emaus, ubicado al norte de Bogotá, en hechos que habrían ocurrido el 18 de octubre de 2013, en donde dijo se había acordado el pago de $500 millones a cambio de interceder para que la tutela fuera estudiada por la Corte Constitucional y conseguir un fallo a favor.

Sin embargo, el abogado explicó que en los registros de ingreso al conjunto residencial no aparece el nombre de Pacheco y que, además, el abogado ha brindado declaraciones contradictorias e inverosímiles acerca de dicha reunión.

Según de la Espriella, Pacheco declaró en una ocasión que había llegado a la residencia del exmagistrado a bordo de un vehículo, manejado por su conductor Peter Nieto, pero en otra versión manifestó que quien lo había llevado era su hijo, Camilo Pacheco.

El testimonio de Camilo también fue desestimado por el abogado defensor, porque el hijo adujo que el día de los hechos había dejado su vehículo en un parqueadero cercano, siendo que en el sector no existiría un establecimiento similar a varios kilómetros.

Por su parte, Jorge Pretelt también insistió en su inocencia, argumentando que sus acciones nunca beneficiaron a Fidupetrol, no tuvo que ver en la selección de la tutela y esta fue fallada en contra de la empresa.