Colprensa

Lina María Guevara Benavides Miércoles, 2 de agosto de 2017

Está por definirse si los procesados tendrán o no detención intramural.

Los cinco exdirectivos de la Refinería de Cartagena, que son procesados por un desfalco que sumó $610.000 millones se declararon inocentes y aseguraron que en ningún momento afectaron la planta la compañía, pues para ese entonces esta ya era obsoleta.

Pese a que el 28 de julio, la defensa de los procesados intervino y alegó que no había claridad por parte de la Fiscalía, durante la audiencia de imputación de cargos, que había sido aplazada tres veces, la juez 16 de garantías confirmó que los cargos imputados ya estaban aclarados y por lo tanto el proceso debía continuar.

Según se conoció los delitos imputados a Orlando Cabrales, presidente de Reficar (2009-2012); Reyes Reinoso Yanez, presidente de Reficar (2012-2016); Felipe Laverde Concha, vicepresidente jurídico de Reficar (2009-2017); y Pedro Alfonso Rosales Navarro, vicepresidente ejecutivo del Downstream de Ecopetrol 2008 fueron peculado por apropiación en favor de terceros, enriquecimiento ilícito, interés indebido en la celebración de contratos y falsedad en documento público.

En el caso también son procesador dos extranjeros de la firma contratista CB&I: Philip Asherman, representante legal CB&I en 2010, a quien se le imputó interés indebido en la celebración de contratos autor interviniente y para Missaod Deidehban, director de proyectos y representante legal CB&I 2009, que es procesado por peculado por apropiación, enriquecimiento ilícito cómo autor interviniente.