Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Lunes, 28 de enero de 2019

Sobre Luiz Bueno Junior, el exsenador señaló que lo conoció en el desarrollo de un Congreso Nacional de Infraestructura.

Con un guardia del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), llegó a la Corte Suprema de Justicia el exsenador Plinio Olano, quien es investigado por su presunto vínculo en el entramado de corrupción que se suscitó con la firma brasileña Odebrecht.

Olano, quien está recluido en la cárcel La Picota de Bogotá, cumplió la cita con el alto tribunal una vez fue llamado a juicio por su presunto vínculo con la cúpula de Odebrecht, quienes presuntamente habrían fraguado uno de los actos de corrupción más grande del país.

La diligencia, que tardó un poco más de tres horas, empezó con la intervención del magistrado Ramiro Alonso Marín Vásquez, de la Sala de Instrucción de la Corte, que le preguntó a Olano por sus vínculos con los exdirectivos de Odebrecht.

Sobre Luiz Bueno Junior, el exsenador señaló que lo conoció en el desarrollo de un Congreso Nacional de Infraestructura, en medio de uno de los “breacks” que se suelen registrar en dichos eventos. “Se terminó la intervención, hubo un receso, varias personas, tres o cuatro, se reunieron alrededor mío. Ahí llegó Luiz Bueno, me dio una tarjeta y dijo: soy el director de Odebrecht”, dijo Olano en el juicio.

Para el exsenador la conversación no tardó más de 15 minutos y su nuevo encuentro con él se volvió a dar casi un año después. “Lo encontré en el escenario de ser adjudicatario o miembro del consorcio Ruta del Sol”.

Olano aseguró que si bien sostuvo encuentros esporádicos en medio de eventos públicos, “jamás fui a la oficina de Luiz Bueno. Jamás me senté en algo privado. Mis encuentros con Luiz Bueno siempre fueron en algunos de esos eventos, abiertos, públicos, es decir, no hubo un acuerdo para encontrarnos”.

Sobre Eleuberto Martorelli, el exsenador aseguró que lo conoció en medio de un viaje que realizó a Puerto Salgar con el Presidente de turno, la Ministra Cecilia Álvarez y el expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade.

“En algunos días de febrero, no tengo la fecha exacta, nosotros estábamos en un congreso y yo recibí una llamada de la Presidencia de la República, me dijeron el presidente lo manda invitar a una visita de obras pasado mañana (…) nos dieron la fecha el próximo jueves por decir un ejemplo, el jueves a la 8:00 de la mañana en el Aeropuerto de Catam, que es el aeropuerto militar. Yo llegué faltando 15 para las 8, cuando llegué a la sala de espera estaba el doctor Luis Fernando Andrade, quien ya era presidente de la ANI. El doctor Luis Fernando se paró, me saludó y había otra persona que también se paró, me dijo el doctor Andrade: ¿ustedes se conocen? – le dije no- me dijo: él es el nuevo presidente de Odebrecht”, aseguró.

Según Olano, Martorellí se presentó, conversaron un par de minutos mientras “llegó el señor Presidente, la Ministra Cecilia Álvarez y nos embarcamos en el avión presidencial hasta Puerto Salgar, con nosotros no iba más comitiva, no lo recuerdo”, expuso en medio de la audiencia.

El procesado aseguró que pasaron del avión al helicóptero presidencial y ahí recorrieron lo que sería la ruta del sector I y II. “Durante todo el recorrido el presidente se iba informando sobre los tramos. Paramos en una región y allí había un campamento de Odebrecht, estaba el gobernador de Santander y habían otros congresistas y alcaldes. Ahí Odebrecht mostró algunas cosas que estaba implementando en seguridad vial”.

De acuerdo con Olano, está no fue la primera vez que el presidente sostuvo reuniones con empresarios de Odebrecht, pues en la diligencia el exsenador expuso que en 2013 se llevó a cabo un evento en Cartagena, más exactamente la firma de la Ley de Infraestructura, a lo que también fue invitado.

“El Presidente firmó la ley de infraestructura como un acto del Congreso, entonces me dio cierta notoriedad: acompáñeme senador a firmar esta ley. Él sabía que yo había sido ponente de esa ley me invitó allá, y recuerdo con puntualidad que el señor Martorellí estaba, porque el señor presidente después invitó a una cena en su residencia privada y allá estaban ellos y muchos otros empresarios”, dijo Olano.

En medio de la diligencia, el exsenador negó todo vínculo con el entramado de corrupción y aseguró que no fue mediador, ni tampoco asesoró a la firma brasileña para que estuviera precalificada. A juicio de Olano, Odebrecht estaba calificada ya que tienen experiencia en la rama de construcción.

El magistrado Marín expuso la declaración del también procesado Federico Gaviria, quien sostuvo que Olano se reunió en más de tres ocasiones con los exdirectivos de Odebrecht. “¿Si yo era el hombre de Odebrecht por qué Luiz Bueno no me relacionó con Martorellí?”

Olano es investigado por presuntamente haber recibido coímas hasta por 200 millones de pesos para la adjudicación de los contratos con la firma brasilera, 200 millones que serían aportados para la campaña política del Gobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados, y 100 más para el abogado Luis Fernando Mesa.

El exsenador es acusado por los delitos de concierto para delinquir, tráfico de influencias y cohecho. La diligencia, que culminó a las 6:00 de la tarde, continuará el próximo 7 y 11 de marzo en la Corte Suprema de Justicia.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.