Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juan Alberto Carrillo viernes, 18 de enero de 2013

Los negocios sustentables tienen el reto de mantenerse en constante innovación para ofrecer alternativas al consumo cotidiano. Su responsabilidad más grande es brindar productos y servicios que propicien una mejora en el medio ambiente, el entorno social y que a la vez permitan una rentabilidad a la empresa.” (Viridiana Mendoza, 2012) No es un misterio que las empresas sin importar su tamaño, tienen como objetivo común lograr una rentabilidad que refleje el esfuerzo realizado para llevar el producto o servicio apropiado a los clientes o usuarios. Pero la gran incógnita es ¿que alternativas se tienen?

Alternativas hay varias, lo importante, es llevarlas a cabo para finalmente obtener resultados favorables. Por esto, este artículo tiene el propósito de hacer que los empresarios encuentren en la facturación electrónica una herramienta que les ayude a mejorar sus procesos dando una mejor y más rápida respuesta a sus clientes.

¿Qué es factura electrónica?

La facturación electrónica es un documento que soporta transacciones de venta de bienes y/o servicios, que para efectos fiscales debe ser:  expedida,  entregada, aceptada,  exhibida y conservada por y en medios y formatos electrónicos.

De acuerdo con los requisitos técnicos y legales establecidos por ley 527 de 1999, el decreto 1929 de 2007 y la resolución de la DIAN No. 14465 de 2007.

Las facturas electrónicas se determinan como un documento alternativo de facturación que debe ser aprobado legalmente por la DIAN. “Esta cumple con los requisitos legales y reglamentariamente exigibles a las facturas tradicionales, garantizando entre otras cosas, la autenticidad de su origen y la integridad de su contenido”  indica Nushika Zalentein, de Facture Colombia.

De esta manera al realizar una compra de cualquier bien o servicio es necesario que exista ese respaldo legal donde se refleje el proceso de adquirir o vender un producto que al ser revisado, se compruebe su autenticidad e integridad durante todo el transcurso de la facturación, es decir, desde que se expide y durante la conservación de la misma.

La DIAN autoriza el inicio de este procedimiento, como comenta Oscar Mauricio Moreno, Director de consultoría de F&M Technology,  “habilitando el envío de facturas en formato digital a través de internet mediante una plataforma segura eliminando la necesidad de imprimirlas. Es una Tendencia Mundial a la que Colombia no es ajena, como se aprecia en sus Política de “cero papel” de 2012 y La Política económica del CONPES 3620; Siguiendo países como México y Chile que son pioneros en Facturación Electrónica.” En Colombia, ahora en el año 2012 se cuentan por miles las compañías que usan facturación electrónica, y que vienen utilizándola desde hace varios años.

¿Cuáles son los beneficios de  factura electrónica para su empresa?

Arturo Galindo B., Gerente de Operaciones en S.E.R.E.S. Colombia comparte los beneficios otorgados por la facturación electrónica:

- Automatización de los procesos de facturación

- Eliminación de intervención manual, reduciendo la posibilidad de errores.

- Aporta trazabilidad sobre los procesos de envío posibilitando el acortamiento de la gestión de cobros.

- Informa sobre estados de situación de la factura

- Control de calidad, los sistemas de recepción comprueban la correcta elaboración de la factura.

Agiliza procesos de almacenaje y consulta de las facturas. (...)

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.