Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters jueves, 2 de marzo de 2017

Odebrecht, el mayor grupo de ingeniería en América Latina, admitió en diciembre el pago de sobornos a funcionarios de 12 países de la región para asegurarse contratos lucrativos. En Ecuador, los sobornos de la compañía habrían alcanzado unos US$33,5 millones.

La Fiscalía solicitó, a través de un juez local, el bloqueo de los pagos que debían realizar la Refinería del Pacífico, un proyecto conjunto entre Venezuela y China, y la Empresa Pública de Agua, encargada de la ejecución y operación de proyectos hídricos para control de inundaciones y riego en el país.

"Las cuentas por pagar que tienen pendientes estas dos empresas con Odebrecht suman más de US$40 millones", dijo la Fiscalía en un comunicado.

"El pedido se realizó con el fin de garantizar una posible indemnización de la constructora brasileña", agregó.

La investigación en Ecuador comenzó un día después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos revelara la supuesta red de sobornos por parte de la compañía brasileña.

La Fiscalía dijo además que dentro de la investigación solicitó la prohibición para que el Estado ecuatoriano suscriba nuevos contratos con Odebrecht y que había incautado documentos y equipos informáticos de las oficinas de la firma en el país.

Hasta el momento las autoridades locales no han identificado a los funcionarios públicos involucrados en la supuesta red de sobornos.

Como parte del caso, la Fiscalía ecuatoriana solicitó asistencia penal a Estados Unidos, Brasil, Suiza y España.

Marcelo Odebrecht dice a autoridades Brasil que entregó fondos a campaña de Rousseff

El empresario Marcelo Odebrecht confirmó el miércoles a las autoridades electorales de Brasil que pagó al jefe de campaña de la ex presidenta Dilma Rousseff en 2014 con fondos de la caja chica de la firma constructora, tras un acuerdo con el entonces ministro de Hacienda Guido Mantega, dijeron a Reuters fuentes cercanas al caso.

Al final de su testimonio, el ex presidente ejecutivo de Odebrecht SA, la mayor empresa de ingeniería y construcción de Latinoamérica, dijo que no podía afirmar "con certeza" que la destituida mandataria Rousseff y el actual presidente de Brasil, Michel Temer, estuvieran al tanto de "cualquier ilícito en las donaciones", según las fuentes.

Odebrecht ratificó que los pagos fueron realizados a Joao Santana, que por entonces dirigía la campaña electoral de Rousseff para llevarla a un segundo mandato.

El encarcelado empresario dijo que el ex ministro de Hacienda Mantega negoció las donaciones clandestinas para la compaña de 2014 que totalizaron 300 millones de reales, pero negó se tratara de sobornos para conseguir contratos del Gobierno, dijo la fuente.

Marcelo Odebrecht ha sido sentenciado a 19 años de prisión por una corte federal de Brasil por su rol en el extenso escándalo de corrupción que ha implicado a algunos de los más altos líderes políticos y empresariales de varios países de América Latina. Actualmente busca una rebaja de su condena como parte de un acuerdo de delación compensada.

Las declaraciones del miércoles fueron emitidas en la corte electoral de justicia de Curitiba, como parte de las investigaciones sobre los pagos ilícitos a la campaña de Rousseff y su compañero de fórmula Temer en el 2014.

Las pesquisas sobre sobornos y favores políticos, llamadas "Lavado de autos", amenaza con hacer caer a miembros del círculo más estrecho de Temer y ha generado tal incertidumbre política que está socavando la confianza de las empresas, mientras Brasil atraviesa una recesión de dos años.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.