Colprensa Fiscalía General de la Nación

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co Lunes, 5 de marzo de 2018

Los contratos que tiene la empresa de constructores superan los $10 billones de pesos.

Este martes será la audiencia de imputación que le hará la Fiscalía General de la Nación a Carlos Solarte y a Paola Fernanda Solarte de Cass Constructores por las irruglaridades del contrato Tunjuelo-Canoas. Este convenio se firmó en el año 2009 y en él participó Odebrecht.

De acuerdo al ente investigador, los Solarte habrían pagado cuantiosos sobornos al exalcalde de Bogotá Samuel Moreno y a otros funcionarios de la Empresa de Acueucto y Alcantarillado para lograr la adjudicación. Se estima que los involucrados hayan pagado un 8% en coimas del total de las obras, lo que equivale a $240.000 millones más una adición de $9.700 millones.

Por los hechos, se les imputarán los delitos de concierto para delinquir, cohecho por dar u ofrecer, interés indebido en la celebración de contratos y peculado de apropiación.

El curso de las investigaciones reveló que el contratista Andrés Cardona fue el encargado de sacar a las empresas interesadas en la descontaminación del río Bogotá para dejar el camino libre a Cass Constructores y a Odebrecht.

Cass Constructores es una de las empresas más importantes en el sector de la construcción en el país. Los contratos que tiene a su cargo superan aproximadamente los $10 billones.