Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co jueves, 18 de octubre de 2012

El sonado escándalo del carrusel de la contratación que se dio en la ciudad de Bogotá tuvo un importante giro cuando la Fiscalía General de la Nación propuso al llamado testigo clave, Emilio Tapia, un acuerdo final en el que delataría culpables, revelaría lugares en dónde está el dinero y aceptaría la pena de prisión, entre otros aspectos.

Tapia  deberá revelar los lugares (países) en los cuáles los hermanos Samuel e Iván Moreno, los primo Nule y hasta otros culpables como concejales, se habrían llevado el dinero que sacaron como coima de los contratos.

El Vicefiscal General de la Nación, Jorge Fernando Perdomo Torres, informó que luego de negociaciones permanentes el ente acusador dirigió una propuesta definitiva al contratista Emilio Tapia Aldana.

Según el funcionario, las negociaciones giraron en torno a un preacuerdo y no a un principio de oportunidad, además aseguró que la posición de la Fiscalía para aceptar la colaboración que ofrece el contratista es a partir de la pena máxima impunible de 13 años así como la reparación por medio de la devolución del dinero.

Perdomo subrayó que “el balón se encuentra en el campo del señor Tapia” y que si este acepta lo propuesta se pedirá que se le conceda la casa por cárcel y que en caso de no llegar a un acuerdo, la Fiscalía procederá a realizar la investigación correspondiente.

También se había hablado que el contratista daría más detalles relacionados con los Nule y con información que no solo tiene que ver con los negocios del grupo en Bogotá sino en todo el país.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.