Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co lunes, 18 de noviembre de 2013

En enero de este año llegaron las tiendas Forever 21 a Colombia, a pesar de que la empresa de EE.UU. tuvo inconvenientes para registrar sus marcas en el mercado local.

Luego de resolver el inconveniente porque ya estaba registrado el nombre de la compañía, acordó con otra empresa colombiana para adueñarse de la marca F21.

En octubre de 2011, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) le otorgó a Techsport Colombia SA el registro de la marca F21 para los artículos de la clase 25 de la clasificación de Niza.

Sin embargo, en mayo de 2012, el bufete Brigard & Castro, apoderado de la empresa estadounidense, le pidió a la SIC que transfiriera el registro de la marca de Techsport a Forever 21.

“A través de este documento (Techsport Colombia) cede a Forever 21, a perpetuidad y sin limitación alguna, todos sus derechos títulos e intereses en y sobre los registros y solicitudes de registro de marca”, dice el documento.

Para septiembre de 2012, la directora de signos distintivos negó la solicitud porque podría generar confusión en el público consumidor. Como la sociedad Techsport Colombia no había transferido el registro marcario para la fecha de la decisión, de conceder el signo a la multinacional de EE.UU. habría dos titulares con el mismo signo distintivo, que distinguen productos en la misma clase de Niza y con un público objetivo similar.

En noviembre de ese año, los abogados del bufete Brigard & Castro presentaron la apelación por la pérdida de fuerza ejecutoria de los actos administrativos debido a que “la sociedad Techsport Colombia cedió sus derechos sobre la marca F21 a la sociedad Forever 21 Inc, lo cual hace desaparecer el fundamento de la negación de la inscripción de la transferencia de la marca”.

María Fernanda Castellanos, abogada de la firma representante, explicó que es común que las empresas extranjeras busquen acuerdos con las compañías locales para ingresar al mercado con las marcas que les han dado el reconocimiento en sus países.

“En este caso la empresa norteamericana, a través del área comercial, hizo directamente la negociación y nosotros procedimos a tramitar los documentos. Esas multinacionales obtienen mucho prestigio a nivel mundial con la marca. Más ahora en el mundo globalizado en donde los consumidores pueden conocer los signos distintivos sin la necesidad de que las firmas estén en el mercado local”, indicó Castellanos.

En junio de 2013, la SIC revocó la decisión de primera instancia debido a que lograron verificar “que el titular del registro transfirió totalmente su derecho sobre el registro a favor de la sociedad Forever 21 Inc”, dice el documento.

La opinión

María Fernanda Castellanos
Abogada de la firma Brigard & Castro

“Lo lógico es que una empresa extranjera quiera entrar con sus marcas al mercado local, y representa un obstáculo los signos de las firmas que ya están registradas. Por eso, una de las salidas es hacer un acercamiento con las compañías colombianas”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.