Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Julián Puentes Villanueva

viernes, 4 de abril de 2014

A pesar de la oposición presentada por la empresa Panamericana Librería y Papelería S.A., la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, concedió a la empresa S.A.C.I Falabella el registro de la marca normativa Gamezone para distinguir folletos, revistas y boletines, en la clase 16 de la Clasificación Internacional Niza.

El Grupo colombiano se pronunció ante la petición del holding chileno, porque la marca solicitada ante el ente, era idéntica al de su revista especializada en vídeo juegos que tuvo que salir del mercado en el momento en que Falabella, obtuvo la potestad del signo. De acuerdo con la oposición la diligencia no se había realizado porque ‘gamezone’ es una expresión genérica y cualquier empresario debía poder usarla a futuro.

Panamericana fundamentó su recurso de oposición en los literales a, b, y f del artículo 135 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina, el cual señala que no podrá ser registrado ningún signo que carezca de distintividad.

Según Elizabeth Gelvez Vargas, abogada de Gelvez y González Abogados, firma jurídica que representó a Panamericana “el hecho de que el signo solicitado haga referencia directa al producto que está distinguiendo sin adicionarle ningún elemento que le otorgue distintividad, no cumple con los requisitos necesarios para haberse convertido en marca”.

Gelvez sumó a su argumento que el signo es genérico y por tanto debería ser de uso común en actividades relacionadas con los vídeo juegos. “Es una expresión necesaria para referirse a estos productos, lo que hace que sea frecuentemente utilizada por empresarios del sector”.

Por último, Panamericana Librería y Papelería S.A., alegó que para el momento en que S.A.C.I Falabella realizó la solicitud, ya habían registrados varios signos marcarios ante la SIC que se componían de las palabras “game” y “zone” (pero ninguna componía de manera precisa la marca otorgada a Falabella).

Como respuesta al recurso de oposición interpuesto por Panamericana, el abogado Humberto Rubio Camacho de Humberto Rubio & Cia, apoderado de la empresa solicitante, alegó que su cliente había tenido la idea de unir dos palabras del idioma inglés para formar un signo ‘novedoso’, “por esto insisto en que la opositora se equivocó al asegurar que estamos frente a un signo genérico. Al ser un juego de palabras fusionadas en idioma extranjero se convierte en un signo caprichoso, evocativo y novedoso, el cual cumple claramente su función distintiva”.

Rubio sostiene que la marca Gamezone era un signo marcario fantasioso y por tanto los opositores no tuvieron como demostrar su uso generalizado.

Después de revisar ambas posiciones, la SIC resolvió a favor de S.A.C.I Falabella, por considerar que el signo solicitado que traduce zona de juegos, no describe ningún producto.

Por último, la resolución hace énfasis en que la irregistrabilidad de marcas se aplica para signos que consistan exclusivamente en un término descriptivo.

Falabella fue fundada en 1889 en Chile y lleva más de 100 años ofreciendo productos de primera categoría.

Con más de diez décadas de experiencia en el sector del comercio, se ha convertido en una de las cadenas más grandes de América Latina. Tiene mercados conquistados en cuatro países del continente: Chile, Argentina, Perú y Colombia.

Su contendora en el pleito no se le queda atrás, y aunque no tiene aún las dimensiones comerciales de Falabella, está haciéndose a nuevos clientes en Cali, Medellín, Barranquilla y Bogotá. En la última, abrió la primera de las 35 tiendas que hasta el momento la firma tiene en territorio nacional.

Este año llega al ‘quinto piso’ de estar atendiendo las necesidades de los colombianos en materia de papelería.

Las opiniones

Humberto Rubio Camacho
Abogado de Humberto Rubio & CIA

“El signo Gamezone además de ser caprichoso y novedoso, de ninguna forma deviene en explicativo, al contrario, siendo un signo compuesto por palabras unidas del idioma inglés se convierte en una expresión evocativa”.

Elizabeth Gelvez Vargas
Abogada de Gelvez y Gonzáles abogados

“Presentamos el recurso de apelación debido a que Panamericana ya tenía en el mercado una revista con el nombre Gamezone. También porque ya existían registradas varias marcas con esta palabra y era una expresión genérica de juegos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.