Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Luis Fernando Rincón viernes, 9 de noviembre de 2012

Uno de los factores claves para invertir es la confianza en el sistema y especialmente en la entidad a través de la cual se hace.

Así, un inversionista se puede sentir tranquilo cuando acude a un sistema económico en donde la más grande compañía del mercado de capitales del país, que maneja el 27% del volumen total de los negocios, muestra que cuenta con un Código de Buen Gobierno, un Código de ética y conducta y un Manual de Sistema de Atención al consumidor.

Seguro, cuando observa que en dichos documentos se establece que la Junta Directiva, conformada por prestantes miembros, es el máximo órgano administrativo encargado de dirigir y controlar todos los negocios, y que dicha Junta vela por el cumplimiento de las disposiciones contenidas en dicho Código. Que además la entidad afirma que cuenta con un Comité́ de Riesgos e Inversiones responsable por el análisis de las inversiones y de los emisores en los que invierten las Carteras Colectivas, pero que esto no exonera a la Junta Directiva de la responsabilidad prevista en el articulo 200 del Código de Comercio, ni del cumplimiento de los deberes establecidos en las normas vigentes.

Que existe un Comité́ de Riesgo de Crédito, órgano consultivo y de soporte del Comité́ de Inversiones; y adicionalmente un contralor normativo encargado de “Establecer los mecanismos y procedimientos necesarios para que se cumpla” con lo mencionado. Y que en el código de ética se determina un modelo de comportamiento, manejo de los conflictos de interés, y una serie de prohibiciones y una serie de sanciones.

Con esto, el inversionista está tranquilo. Mucho más cuando sabe que la firma comisionistas es vigilada por una reputada revisoría fiscal y que el presidente de la comisionista forma parte del consejo directivo de la Bolsa de Valores de Colombia y del comité de gobierno corporativo de dicha entidad.

Y se sentirá más tranquilo, al enterarse que el organismo gubernamental de vigilancia y control de dicha entidad posee una división dedicada al tema de gobierno corporativo, y que ésta emite documentos en donde menciona que  “El gobierno corporativo es el sistema (conjunto de normas y órganos internos) mediante el cual se dirige y controla la gestión de una persona jurídica, bien sea de manera individual o dentro de un conglomerado”.

Agregando que dicha entidad cuenta “con una Dirección con profesionales especializados en la supervisión del gobierno corporativo.” Y que la “Dirección es la responsable de velar por que las entidades vigiladas cuenten con estructuras de gobierno adecuadas, que generen equidad, integridad, responsabilidad y transparencia, promoviendo la estabilidad, seguridad y confianza del sistema financiero.

Esta labor tiene una especial relevancia puesto que un adecuado marco de gobierno corporativo es necesario para la gestión de los riesgos a los que están expuestas las entidades vigiladas. Unas prácticas ineficaces de gobierno corporativo intensifican la posibilidad de que se materialicen eventos negativos relacionados con los riesgos supervisados. »

Hasta ahí todo suena bien, pero lo visto por el inversionista esta contenido en las paginas web de Interbolsa, la Bolsa de Valores de Colombia y la Superintendencia Financiera; y a pesar de que el inversionista se haya sentido seguro, y haya decidido invertir, su dinero en este momento esta bloqueado por la intervención y segura liquidación de dicha firma comisionista por parte de la Superintendencia Financiera.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.